La sociedad globalizada de hoy exige un aprendizaje constante, que alcance, eso sí, los niveles establecidos por el mercado. Es bien sabido que, en esta época que llamamos moderna, muchos quedan rezagados en sus trabajos por no desarrollar nuevos conocimientos en periodos menores a cinco años.

La competencia entre profesionales también es evidente. Los recién graduados son cada vez más hábiles en su desempeño laboral y las nuevas generaciones se llevan por delante a las demás gracias a su desenvolvimiento casi innato con las nuevas tecnologías de la información, que, a su vez, les permite aprender en tiempo récord dos o tres idiomas.

Ahora bien, justo cuando se es consciente de la necesidad de actualizar los conocimientos y continuar con la formación profesional para ser cada vez más competitivos, ocurre que el trabajo y el aprendizaje se superponen, pues una buena parte de los trabajadores no tienen la posibilidad de abandonar su actividad laboral durante uno o dos años para regresar a las aulas.

En consecuencia, cada día adquieren mayor importancia los modelos y las propuestas educativas que privilegian procesos de aprendizaje autónomos. Las personas necesitan desarrollar habilidades para acceder permanentemente a los nuevos conocimientos, pero esto no debe implicar que una asistencia permanente a las aulas de clase, al menos no a las tradicionales.

 

 
 

 

 

Internet y otras tecnologías de comunicación han cambiado rápidamente la forma como se almacena, busca, distribuye y maneja la información. Asimismo, estas herramientas han contribuido a generar profundos cambios en las metodologías de enseñanza y de aprendizaje. Uno de sus mayores atractivos radica en las facilidades que ofrecen para personalizar las dinámicas educativas –de acuerdo con las necesidades y preferencias de cada individuo– y para acceder a bibliotecas y otras fuentes de información ubicadas en cualquier lugar del mundo, sin necesidad de tener que hacer desplazamientos físicos.

 

Palabras más palabras menos, la metodología virtual es la mejor opción para aquellas personas cuya principal restricción para acceder a programas de educación superior está relacionada con factores de tiempo y espacio.

Libros electrónicos, softwares educativos, programas de simulación, correo electrónico, foros virtuales, videoconferencias, tutorías en tiempo real y de manera asincrónica, bibliotecas virtuales y evaluaciones en línea son solo algunas de las plataformas de las que se vale la educación virtual.

La Universidad Ean es tu mejor opción

Consciente de las necesidades, y atendiendo a su espíritu vanguardista, la Universidad Ean llevó a cabo hace dos décadas una propuesta pedagógica, logística y administrativa con la que se convirtió en pionera en el campo de la educación virtual en Colombia.

La iniciativa, liderada por la Facultad de Estudios en Ambientes Virtuales - FEAV, le permitió a la Institución ser la primera en acreditar en alta calidad un programa profesional en metodología a distancia – virtual. Además, la Universidad Ean es la única en el país que tiene acreditación internacional en esta categoría.

Conoce la oferta de programas virtuales que tiene la Universidad Ean.

 

 

 
Comparte
EAN

Con acreditación Institucional de Alta Calidad

Res. Nº 29499 del Mineducación 29/12/17, Vigencia 28/12/21
Descarga nuestra app en:
App Google Play
App Store