María Rinaudo, de la Universidad Ean, estuvo en la COP26 y respondió preguntas sobre el evento.

“El cambio climático no es un problema ambiental, sino de desarrollo”: María Rinaudo

Del 2 al 13 de diciembre de 2019 se llevó a cabo en Madrid, España, la veinticincoava versión de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP25), la reunión más importante de líderes políticos mundiales en esa materia. María Rinaudo, experta en sostenibilidad y miembro del Instituto para el Emprendimiento Sostenible de la Universidad Ean, participó en el evento y conversamos con ella para obtener más detalles sobre la reunión que, como siempre, ha causado controversia en todo el mundo.

¿De qué se habló en esta edición de la COP?

El primer punto sobresaliente fue la equidad de género en la planificación de estrategias frente al cambio climático, porque las mujeres –especialmente en zonas rurales – son muy vulnerables, pero se destacan por su resiliencia y conservan saberes ancestrales que podrían aportar soluciones a la crisis. El otro punto, y también el más complejo, fue el de los mercados de carbono.

Para reducir la contaminación y compensar la huella de carbono de los países hay que proponer alternativas a los combustibles fósiles que se usan para producir energía, porque esta es una de las causas principales de las emisiones de gases de efecto invernadero.

¿Hubo avances o retrocesos?

Por un lado, se consolidó una hoja de ruta que marca la relevancia de la mujer y reconoce su liderazgo para beneficiar y proponer estrategias de adaptación al cambio climático. Al firmar este documento, los países se comprometieron a ‘activar’ acciones para empoderar a las mujeres y presentar resultados en la próxima COP.

Sin embargo, no hubo consensos que permitan alcanzar las metas de reducción de emisiones de carbono porque países como Estados Unidos, Brasil, e India están reacios al tema. Creo que perdimos una gran oportunidad porque el cambio climático no se detiene, si la temperatura aumenta 3 grados más desaparecerán todas las islas del mundo y afrontaremos una migración masiva de desplazados. Esto demuestra que el cambio climático no es un problema solo ambiental, sino de desarrollo en general.

¿Cómo puede aportar la academia?

Las universidades son aliadas clave para tomar decisiones responsables basadas en evidencia científica, romper paradigmas y construir una nueva visión de desarrollo. Por ejemplo: los profesionales de Ingeniería en Energías, que con sus conocimientos pueden idear soluciones a la emisión de gases contaminantes, como la producción de energía a través de biomasa. Confío en que educar a la gente sobre el cambio climático y sus consecuencias abre puertas y presenta oportunidades para innovar.

 

También te puede interesar:

Siembra un árbol desde tu celular gracias a la idea de un eanista

Conoce por qué no producir bioenergía es botar dinero a la basura

Comparte
EAN

Con acreditación Institucional de Alta Calidad

Res. Nº 29499 del Mineducación 29/12/17, Vigencia 28/12/21
Descarga nuestra app en:
App Google Play
App Store