Ean Mentoría Docente: “Siempre es bueno tener un colega a quien acudir”  

El programa Ean Mentoría Docente nació en el primer semestre del 2020 como una respuesta ante la necesidad de ampliar los conocimientos de los docentes en el manejo de herramientas digitales, nuevas tecnologías, habilidades blandas y temas disciplinares, a raíz de todos los cambios que generó la pandemia.  

No obstante, más de un año después de implementado y a punto de empezar su cuarto ciclo, este programa se ha convertido en un proyecto a futuro, donde el intercambio de conocimiento entre pares trasciende el uso de tecnologías para la clase y da paso a un intercambio de saberes integral, y que se podrá seguir ejecutando como un espacio de formación para los docentes de la Universidad Ean.  

A propósito de esta iniciativa, charlamos con Mauricio Sabogal, director de la maestría en Innovación, quien a junto con Lorena Piñeiro, decana de la Facultad de Administración, Finanzas y Ciencias Económicas, y el equipo de Transformación Organizacional con Oscar Perilla como coordinador, lidera este programa, del cual nos compartió sus impresiones tras el primer año de funcionamiento.  

¿Cuál es el balance general de este programa tras un año en funcionamiento?  

Mauricio Sabogal: Es un programa exitoso que ha beneficiado a docentes de cátedra y de planta de todas las facultades. Ha sido un proceso rico, que ha beneficiado a la academia, ha puesto a interactuar a docentes de diferentes facultades y de diferentes experticias, y nos ha permitido movilizar ese conocimiento colectivo dentro de las facultades generando una especie de apropiación y de gestión del conocimiento por parte de los mismos docentes.  

Cada semestre tuvimos varias decenas de docentes, tanto mentores como mentorizados, entonces podemos decir que un porcentaje interesante ha participado en el programa y todos los semestres estamos recibiendo docentes nuevos, ya sea porque la Universidad los acaba de contratar o porque son nuevos para el programa, que no ha perdido vigencia y que sigue teniendo casos de éxito.  

¿Cuál cree que es el principal beneficio para los docentes?  

MS: No podría decir que hay uno solo, pero la posibilidad de acceder a esquemas de formación a medida y de una manera no tradicional, el no tener que esperar al calendario de capacitaciones que organiza la Universidad, que me parece que está muy bien, pero para los casos en que se necesita el conocimiento de forma inmediata, el programa te brinda la oportunidad del acceso a un mentor que sabe del tema y que tiene el conocimiento disponible, y de quien se puede aprender de una manera muy corta, rápida y efectiva. Yo creo que ese es el principal beneficio de Ean Mentoría Docente.   

¿Cómo se compaginó el tiempo de mentores y mentorizados para llevar a cabo este programa? 

MS: Nosotros quisimos que fuera muy libre, no obligamos a los docentes a que se reunieran en horas específicas, porque cada uno tiene horarios muy distintos. Tampoco queríamos dejarles una franja obligatoria para que se conectaran, simplemente les ofrecimos un rango de tiempo en donde este programa estaría abierto y en ese periodo ellos organizaron sus reuniones de manera autónoma. Lo que deben hacer es documentar esas reuniones con un link de una grabación al finalizarlas y listo. Y nos funcionó, porque la gente se organizaba, buscaba tiempo en sus agendas y se sentaban cuando mejor les convenía a las dos partes.  

Puesto que en este programa el intercambio de conocimientos trasciende lo referente al uso de nuevas tecnologías, ¿se puede seguir implementando mucho después de la pandemia? 

MS: Sí, claro. Esto se hizo como una reacción a una coyuntura de pandemia, pero nosotros creemos que esto puede ir mucho más allá y que tiene mucho potencial; es tan amplio como uno lo quiera ver. Lo que hacemos con el programa es de alguna manera legitimar y formalizar esos espacios de encuentro para que los docentes estén muy abiertos a compartir entre ellos, lo que ellos saben hacer.  

¿Por qué cree que es importante seguir apoyando o impulsando programas como Ean Mentoría Docente?  

MS: Por varias razones. Primero, porque creo que esto genera cohesión al interior de la Universidad, sobre todo cuando hemos pasado a tener oficinas compartidas, pero también diferentes horarios, de teletrabajo o trabajo flexible. No es fácil tener a todos los docentes juntos ni que se conozcan entre ellos, por eso creo que esto genera una cohesión: siempre es bueno tener un colega o una colega a quien acudir cuando no sabes de algo, es importante tener esas figuras claves que actúen como mentores en determinado momento.  

También creo que es importante para gestionar el conocimiento. De pronto lo que un docente sabe podría traer beneficios a otros docentes y estudiantes de otros contextos: algo que funcionó muy bien en posgrados podría aplicarse en pregrado; algo que funciona en ambiente presencial se podría adaptar para ambiente virtual; algo que resultó bien en una clase que se dicta en inglés podría servir para una clase en español, y algo que sale muy bien en una clase de humanidades podría replicarse en una clase de finanzas o de economía.   

 

También te puede interesar

Ecología industrial: ¿cómo pueden las empresas producir sin afectar el medio ambiente?

Pasos para hacer efectiva la transferencia del conocimiento en el contexto rural

Comparte

Chat

¡Chatea con E-Ann!

Atención en línea