El bolsillo en tiempos de Covid

Omar Alonso Patiño
Director del Departamento de Gestión y Organizaciones – Universidad Ean
Actualidad

La cuarentena ha traído consigo dinámicas nuevas que han afectado el flujo de caja de todos, sin importar condición social. Cuando ha pasado más de un mes desde que se inició la cuarentena, ya son evidentes los impactos que el confinamiento ha tenido, muchos de ellos inadvertidos en su momento, pero con consecuencias sobre el bolsillo, cuando se miran de manera consolidada.

Por un lado, las finanzas de quienes han podido mantener sus ingresos se pueden estar viendo fortalecidas, pues es muy probable que la relación entre ingresos y egresos haya mejorado considerablemente. Por otro lado, a quienes han tenido afectación en el ingreso, la situación les ha generado perjuicios notorios, toda vez que han tenido que acudir a los ahorros o al crédito como mecanismos para poder sufragar los gastos que nos demanda el sostenimiento diario.

En uno u otro caso, los gastos han cambiado. Si empezamos por analizar los básicos, es posible que sintamos efectos favorables o desfavorables según hayan sido nuestros hábitos de compra. Los productos de primera necesidad han presentado una gran dispersión en los precios dependiendo de quien nos provea. Con las nuevas condiciones, la distribución de estos productos ha cambiado, y se ha ampliado la oferta del servicio a domicilio. 

El egreso por cuenta del mercado varía fuertemente. Una lista que incluya frutas y verduras, con un proveedor (algunas asociaciones de agricultores y productores) puede sumar alrededor de $100.000, esa misma lista puede incrementarse hasta en un 150% si se pide a un hipermercado o a algunas asociaciones que han aprovechado la coyuntura para incrementar sus precios hasta igualarlos con esos grandes distribuidores. Entre tanto, las tiendas de barrio, los Fruver y los superettes se mueven en un rango medio de precios.

Por otro lado, hay egresos que están aliviando los flujos de caja, léase bien, aliviando, no exonerando de pago, dos hechos completamente distintos. Es el caso de servicios públicos y algunos bancos que ofrecen el no pago de los valores de este mes, los cuales serán cobrados en facturas próximas, en módicas cuotas mensuales o con ampliación de plazos, según sea el caso.

Así mismo, hay gastos que hemos hecho de manera anticipada y que no representan beneficios inmediatos, un ejemplo claro es el de los gimnasios; si se realizó el pago anual, estamos frente a una prórroga del contrato por el tiempo que estén cerrados. 

 

“Algo bueno tiene que quedar de esta cuarentena y ojalá una de tantas cosas sea el repensar nuestra estructura financiera y salir de este periodo fortalecidos en las finanzas y con una mejor proyección de ellas".

 

También hay ahorros evidentes, estar en casa nos evita el egreso del transporte que puede ir desde $100.000 para quienes hacen uso del transporte público hasta $300.000 (entre gasolina y parqueaderos) para quienes transitan en su vehículo. A esto se suma que el aislamiento social también aporta para ahorrarnos en el 'corrientazo'del almuerzo, las cervezas del viernes, la cena o la salida del fin de semana, el cine, el partido de fútbol, las invitaciones de cumpleaños en la oficina, las piñatas, en fin, todo eso suma y en gran cuantía.

Como estamos en época de retos, no puede faltar el nuestro. Para mejorar nuestras finanzas los reto a hacer el balance de esta época de confinamiento, a establecer los gastos hechos y la lista de aquellos que no se causaron. Después tendrán que definir cuáles de estos últimos son verdaderamente importantes para cada uno de ustedes y cuáles pueden desaparecer de su lista, seguramente hay muchos. Al final se encontrará con sorpresas e incluso, tal vez, cuadren mejor las cuentas.

Aprovechemos la oportunidad en este sentido porque tal vez, y como nunca antes, estamos frente a la posibilidad de reorganizar nuestras finanzas, de establecer conscientemente el valor que le destinamos a cada uno de los rubros del presupuesto, incluidos aquellos que a pesar de no ser básicos sí podemos considerarlos necesarios para mantener nuestra calidad de vida, y también para establecer todos aquellos que son suntuosos o superfluos.

Está claro que algo bueno tiene que quedar de esta cuarentena y ojalá una de tantas cosas sea el repensar nuestra estructura financiera y salir de este periodo fortalecidos en las finanzas y, por qué no, con una mejor proyección de ellas.
 

Comparte
Los contenidos que aparecen en la sección BLOG no representan la opinión, ni compromete el pensamiento de la Universidad Ean. Cada bloguero se hace responsable por las opiniones, contenidos y en general de todas las entradas de información como citas, videos, imágenes u otros vínculos que usted encuentre dentro de esta sección. Si considera que el editor de un blog está escribiendo un contenido que represente un abuso, escríbanos al correo contenidos@universidadean.edu.co
EAN

Con acreditación Institucional de Alta Calidad

Res. Nº 29499 del Mineducación 29/12/17, Vigencia 28/12/21
Descarga nuestra app en:
App Google Play
App Store