La danza que atrapa, transforma y enamora

Compartir en: 
La danza que atrapa, transforma y enamora blog Universidad EAN
Por Daniela García Meléndez, estudiante de primer semestre de Estudios y Gestión Cultural - Universidad EAN

 
“Qué bonito amor, qué bonita luna, qué bonito sol…", son las palabras que suelo cantar en mi mente mientras bailo. Las mismas que recité en silencio aquel sábado soleado de abril que me llevó a uno de mis lugares preferidos: Bogotá Capital Dance, la escuela de danza en la que he depositado muchos de mis sueños e ilusiones.
 
Ese día, la jornada inició con una de las clases más pesadas, acrobacia para bailarines, pero el momento más especial estaba por llegar: ¡el concurso coreográfico!

Desde hace tres años se realiza esta competencia con el objetivo de celebrar el Día Internacional de la Danza, dueña de los suspiros de quienes entregamos cada uno de nuestros días a este arte. ¿Qué mejor motivo para bailar que celebrar el día de la danza?

El evento, como de costumbre, se dividió en dos categorías (solos y dúos) y los nervios hacían por completo “temblar mi troc y vencer mis marioplumas”, como diría Cortázar. Y no era para menos, además de estar inscrita en ambas, la carga emocional se hacía más pesada con la premisa de este año: reflejar la motivación al danzar. ¡Eso de desnudarse definitivamente da mucho pánico!

Sin embargo, el concurso fue un éxito. Mis compañeros y yo, con diferentes edades, energías y vidas, dejamos ver nuestra alma en el movimiento, y eso es casi una experiencia religiosa. Ahora entiendo la importancia de aquella premisa tanto para nosotros, como para el maestro Jaime, pues además de ser el insumo diario de nuestro quehacer, es el argumento de la nueva obra que se estrenará el próximo 23 de junio, Billy Elliot ¿Qué sientes al danzar?

Formar cuerpos técnicos y fuertes ha sido el sueño loco de nuestro maestro Jaime. Por lo mismo, su escuela tiene como bases el ballet clásico y el jazz contemporáneo, si bien sueña con crear un conservatorio.

Con las muestras de danza de ese día, tuve ganas de contarle al viento que Jaime rompe con la idea de que la danza bien hecha se hace solo afuera del país y que su sueño ya empieza a hacerse realidad. Me enloquece la idea de convertir ese anhelo en una pintura para dibujar pajaritos que revoloteen por el cielo, atraviesen los mares y al amanecer le cuenten a cada continente las historias de la danza en Colombia.

Ese sábado me dejó muchos regalos y enseñanzas, entre ellos reafirmar mi decisión de escoger a Bogotá Capital Dance no solo como escuela de formación sino como estilo de vida. Fueron Jaimito, el maestro-director-productor-gestor-creador-guía, y su proyecto los que me impulsaron en gran medida a estudiar Gestión Cultural.

Esta escuela es una cocina de arte y se están horneando sueños y proyectos consistentes y sostenibles para el futuro del arte colombiano. Además, y no menos importante, quedé en el podio… ¡mi primer podio dancístico!

Los contenidos que aparecen en la sección BLOG no representan la opinión, ni compromete el pensamiento de la Universidad EAN. Cada bloguero se hace responsable por las opiniones, contenidos y en general de todas las entradas de información como citas, videos, imágenes u otros vínculos que usted encuentre dentro de esta sección. Si considera que el editor de un blog está escribiendo un contenido que represente un abuso, escríbanos al correo informacion@universidadean.edu.co

Compartir en: