De estudiante eanista al 'profe' más joven de la U

Abril 29, 2021
emprendimiento
Comparte

Aunque su familia carecía de recursos y en algún momento estuvo en duda su paso por la universidad, a una corta edad Brayan Torres ya tenía algo que muchos tardan toda la vida en encontrar: una vocación clara y la voluntad para materializarla. Eso le ha permitido no solo impulsar proyectos con impacto social que combinan innovación y sostenibilidad, sino también convertirse en el segundo profesional de su familia y cumplir su sueño de ser profesor, incluso antes de lo que imaginó.

Sobre las primeras experiencias que marcaron su vida cuenta que, durante el bachillerato, se topó con un curso técnico en programación de software y se inscribió ‘por probar’. “Tenía que ir desde la localidad de Ciudad Bolívar hasta el barrio 20 de julio, mínimo tardaba dos horas y las clases empezaban a las 6:00 a.m., ¡obvio llegaba tarde!”, comenta entre risas el eanista. Y así, como quien no quiere la cosa –pero queriendo–, descubrió sus dos pasiones, la Ingeniería de Sistemas y la docencia.

Brayan llegó a la Universidad Ean después de ganar un crédito condonable del 100 %, del Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones, con ganas de ser profesional, sin imaginarse que en las mismas aulas donde se sentaba a aprender, un día se pondría de pie para enseñar. Por su típica curiosidad participó en ‘Maratones de programación’, en las que viajaba dentro y fuera de Bogotá para competir contra otras universidades. “Es una experiencia muy bonita que ojalá mis estudiantes también vivan”, agrega.

Más tarde se postuló y fue escogido como representante ante el Consejo de la Facultad de Ingeniería y luego, con la llegada de la pandemia por COVID-19, impulsó un proyecto que resonó en todo el país: Salvar Vidas Ean. El objetivo inicial era, en alianza con Makers Colombia – un grupo de desarrolladores que trabaja en proyectos con enfoque holístico-, donar caretas médicas fabricadas en impresoras 3D y materiales biodegradables al personal de salud de Bogotá.

Sin embargo, con el apoyo de la Universidad Ean, el acompañamiento de docentes eanistas y bajo el liderazgo de Brayan, el proyecto llegó a impactar ocho departamentos de Colombia, entregó más de 3000 caretas y 300 'Orejitas Ean', un extensor que permite proteger y aliviar el dolor que se produce en la parte de atrás de las orejas por causa del uso constante del sesgo elástico de los tapabocas.

Con ese espíritu emprendedor no es de extrañar que, poco después de tal hazaña, impulsara un nuevo proyecto que beneficiaría a más eanistas, la consolidación del primer Developer Student Club de Google en la Universidad. “Al graduarnos debemos ceder el liderazgo del club a otros estudiantes y mi propósito es que trascienda y beneficie a más generaciones de eanistas”, afirma.

A sus 21 años Brayan sueña con seguir creciendo en la Institución y retribuir con más logros todo el apoyo que ha recibido de la comunidad institucional, especialmente de sus profesores, de los que habla con un cariño infinito. Además, espera contribuir de manera positiva en los proyectos de vida de sus estudiantes e inspirar a más personas a estudiar su carrera.

“A quienes todavía tienen dudas me gustaría decirles que en el futuro se espera que aumente la brecha entre quienes diseñan páginas, aplicaciones y soluciones tecnológicas para la humanidad, y quienes solamente las consumen. ¿De qué lado les gustaría estar?”, sentencia. 

 

También te puede interesar

Me, el emprendimiento que transformó el servicio de cuidado en casa

Un eanista revoluciona la seguridad documental

ADN Sostenible
Proyectos de impacto social en varias regiones de Colombia

Chat

¡Chatea con E-Ann!

Atención en línea