SOS: buscamos una nueva generación de profesionales

Joanna Prieto
Joanna Prieto
Docente del Instituto de Emprendimiento Sostenible – Universidad Ean
Emprendimiento

En plena víspera de una Cuarta Revolución Industrial, que supone un cambio drástico en la manera como vivimos hoy, hago un llamado para avanzar hacia una revolución educativa que nos capacite, que nos permita crear una verdadera cultura de innovación y co-creación desde las aulas y, de paso, construir una sociedad feliz y próspera.

La educación dejó de ser el tradicional esquema de aula, tablero, profesor y unos aprendices. Educarse hoy es diferente, es una reinvención a partir de lo que queremos (propósito), de nuestros talentos y de cómo podemos ponerlos al servicio de otros para tener un rol más activo en la construcción social. 

 

El mundo está en constante cambio 

El mundo no es el mismo de hace 10 años, ni lo será dentro de 10 o 20. Hoy nos vemos enfrentados a la aceleración tecnológica, a la globalización y a la multiculturalidad, que suponen abandonar rápido algunas maneras de trabajar, comunicarnos, relacionarnos e interactuar con el entorno.

Hemos pasado de la vieja premisa de “estudiar para encontrar empleo” a “crear mi propio empleo”. 

La flexibilidad cognitiva e inteligencia emocional; el deseo de aprender y desaprender (learnability); la comunicación asertiva; el teletrabajo; el pensamiento creativo, divergente y lógico; la diversidad; la resiliencia; el servicio, y la consciencia del entorno, entre otros, serán claves para afrontar el mundo que se avecina.

 

La tarea pendiente de la academia 

Ahora bien ¿cuál es el rol de la educación en este escenario? Algunas premisas a tener en cuenta: 

1) Responder oportunamente a esta revolución, formando en habilidades blandas (sociales) que permitan a sus graduandos adaptarse fácil y rápido.

2) Diseñar e implementar programas de formación multi e interdisciplinar que respondan a los cambiantes desafíos globales y a los intereses de sus estudiantes.

3) Humanizar sus estructuras y procesos.

4) Ir más allá de la mera transferencia de conocimiento. Inspirar y movilizar seres humanos antes que números; despertar propósitos y potenciarlos.

5) Optar por la investigación aplicada y por las nuevas formas de empresa (emprendedores, comunidades, etc.).

 

¡Propósito!, ¡propósito!

Alguna vez alguien me decía que no había que resolver problemas ni necesidades, que no había valor en el feedback sino en la libertad con la que cada quien crea su propia historia, recorre su propio camino y descubre las herramientas necesarias para alcanzar sus metas.

Debo confesar que no creía que fuera así, pero estaba equivocada. Hoy, con mi propia historia, escribo un nuevo capítulo, siguiendo mi instinto, apoyándome de mi red, construyendo comunidades y un propósito compartido en el que cada uno se involucra desde su propósito personal y se alinea a uno superior en colectivo: Geek Girls Latam.

Termino este escrito inspirada en un discurso de Mark Zuckerberg: “Los cambios globales empiezan en pequeño. Creemos comunidades. Hagamos un mundo en el que cada persona tenga un propósito”. El nuevo orden mundial es la felicidad, señores; lo único constante ahora es el cambio. 

La academia tiene una oportunidad enorme de retomar su esencial rol de albergar las generaciones que liderarán nuestro ya acabado planeta y enferma sociedad.

Comparte
Los contenidos que aparecen en la sección BLOG no representan la opinión, ni compromete el pensamiento de la Universidad Ean. Cada bloguero se hace responsable por las opiniones, contenidos y en general de todas las entradas de información como citas, videos, imágenes u otros vínculos que usted encuentre dentro de esta sección. Si considera que el editor de un blog está escribiendo un contenido que represente un abuso, escríbanos al correo contenidos@universidadean.edu.co
EAN

Con acreditación Institucional de Alta Calidad

Res. Nº 29499 del Mineducación 29/12/17, Vigencia 28/12/21
Descarga nuestra app en: