Humanos: una raza única

Luz Andrea Hernández León

Docente de la facultad de Humanidades y Ciencias Sociales - Universidad Ean

Actualidad

El racismo nuevamente se ha puesto como tema de discusión mundial a raíz del caso del afroamericano George Floyd y nos cuestiona no solo como sociedad, sino desde lo individual, desde la concepción que cada uno tiene sobre él, cómo se entiende, si se ha tenido o no alguna experiencia o relación, o si cree que aún está presente o no.

Para hablar sobre racismo es importante partir del concepto de raza. "La raza es una forma sistemática culturalmente estructurada de mirar, percibir e interpretar la realidad”, según lo plantea Audrey Smedley, antropóloga social estadounidense y profesora emérita de la Virginia Commonwealth University.

Esta definición pone en evidencia la influencia cultural como una condición fundamental para entender el racismo. Entonces, es importante darse cuenta de que esta concepción es dinámica, varía con el tiempo, se adapta a contextos específicos, al significado y sentido que la sociedad establece como válidos frente a la percepción, interpretación, pero sobre todo en la forma como se vive y se materializa en la vida cotidiana lo racial.

Lo cultural implica procesos de aprendizaje, a partir de los cuales se transmite esta cosmovisión particular del mundo de una generación a otra. Se les enseña a los niños lo que está bien y está mal, y esto define los comportamientos aceptados o no en las relaciones que se establecen a lo largo de la vida, pero lo más significativo de esto, es que de la misma manera que se aprende, existe la posibilidad de desaprender.

Las diferencias que tenemos como seres humanos, ya sea por nuestro color de piel, origen, género y creencias, entre otras, se han utilizado históricamente como el punto de partida para clasificarnos y establecer la forma de relacionarnos con aquellos con quienes coincidimos y con quienes no; muchas veces, por no decir casi siempre, esto no se ha hecho de la mejor manera, un ejemplo claro de ello es la esclavitud.

Considero que el racismo se puede observar en prácticas tan sencillas como el uso de narrativas discriminatorias que se han normalizado en nuestra cotidianidad, frases como: “trabajar como negros”, “estar en la lista negra” o “ser la oveja negra” denotan una carga negativa que fomenta la discriminación, muchas veces, de manera inconsciente en quienes promulgan no tener ningún tipo de prejuicios raciales.

Por todo esto, la invitación es a que desde lo individual generemos acciones reflexivas y propositivas, orientadas a transformar estereotipos creados y naturalizados culturalmente, aprender, desaprender y darnos la oportunidad de pensar y construir relaciones mucho más equitativas y armónicas desde el reconocimiento positivo de la diferencia, como un factor inherente al ser humano.

 

 

"Darnos la oportunidad de pensar y construir relaciones mucho más equitativas y armónicas desde el reconocimiento positivo de la diferencia, como un factor inherente al ser humano".

 

Generemos las posibilidades de crear e innovar nuevas formas de relacionamiento social más humanas, porque al final a la única categoría que tenemos la certeza de pertenecer es a la raza humana.

Comparte
Los contenidos que aparecen en la sección BLOG no representan la opinión, ni compromete el pensamiento de la Universidad Ean. Cada bloguero se hace responsable por las opiniones, contenidos y en general de todas las entradas de información como citas, videos, imágenes u otros vínculos que usted encuentre dentro de esta sección. Si considera que el editor de un blog está escribiendo un contenido que represente un abuso, escríbanos al correo contenidos@universidadean.edu.co
EAN

Con acreditación Institucional de Alta Calidad

Res. Nº 29499 del Mineducación 29/12/17, Vigencia 28/12/21
Descarga nuestra app en:
App Google Play
App Store