Venezuela: el día de la 'rebelión’ democrática

Alberto Castillo Castañeda
Docente de la Facultad de Administración, Finanzas y Ciencias Económicas – Universidad Ean
Actualidad

El 23 de enero representa para el país vecino una fecha histórica.  Es un día que hace parte de la memoria nacional ya que evoca los sucesos de 1958, cuando los militares y el pueblo venezolano pusieron fin a la dictadura de Marcos Pérez Jiménez, quien, en 1957, con un plebiscito en vez de una elección electoral, acomodó su continuidad en el poder.

A esta situación, se añadía la falta de reconocimiento electoral, la fractura del gobierno y la inestabilidad política que propició el desencadenamiento de grandes movilizaciones de protesta en las calles y el llamamiento a las fuerzas militares que generó un punto de inflexión y el fin de la dictadura, permitiendo el tránsito hacia la democracia representativa en Venezuela. 

Ayer los venezolanos salieron multitudinariamente a las calles, respondiendo así al llamado para retomar el orden constitucional y despertando el espíritu democrático del 58.

La oposición, con la figura de Juan Guaidó, presidente de la Asamblea Nacional, logró demostrar la fuerza y el respaldo popular a la democracia frente a las facciones oficialistas y así intentar cautivar a los militares para el posible establecimiento de un gobierno transitorio en Venezuela. La grave situación económica, política y social que atraviesa Venezuela, fundamenta la falta de gobernabilidad y legitimidad que tiene Nicolás Maduro en la población.

 

 

“La grave situación económica, política y social que atraviesa Venezuela, fundamenta la falta de gobernabilidad y legitimidad que tiene Nicolás Maduro en la población.”

 

 

Para entender el escenario político venezolano debemos retornar a diciembre de 2015 cuando la oposición gana las elecciones de la Asamblea Nacional (AN), situación que desencadena la preocupación del gobierno de Maduro que, consciente de estar en minoría, comienza un proceso de supervivencia y mantenimiento del statu quo, poniendo en marcha acciones de reacción que se alejan de los caminos democráticos y constitucionales. 

 

Guaidó, la ilusión del pueblo

 

Juan Guaidó invocó los artículos de la constitución bolivariana para asumir formalmente las competencias del ejecutivo nacional como presidente encargado de Venezuela con el objetivo de convocar elecciones libres. 

Hasta el momento, solo nueve países habían reconocido la reelección de Nicolás Maduro y no han cambiado su postura ante el pronunciamiento de Guaidó. En cambio, algunos países como Estados Unidos, Canadá, Paraguay, Chile, Guatemala, Argentina, Colombia, Brasil, Perú y Costa Rica lo han reconocido como presidente encargado. 

Esta situación demuestra el aislamiento internacional al que está siendo sujeto Nicolás Maduro luego de las elecciones de mayo de 2018 y se percibe que los países han encontrado en Guaidó la contraparte para lograr una solución en Venezuela; sin embargo, cualquier tipo de hipótesis de intervención militar extranjera se descartaría del escenario político actual. Como sucedió hace 61 años, se ha despertado la ilusión de muchos venezolanos que desde las calles o en el exilio están reclamando la recuperación de la democracia del gobierno usurpador.

 

 

“Como sucedió hace 61 años, se ha despertado la ilusión de muchos venezolanos que desde las calles o en el exilio están reclamando la recuperación de la democracia del gobierno usurpador.”

 

 

Hasta el momento, la oposición estaba haciendo uso de la democracia directa a través de los cabildos abiertos, consagrados en la constitución en su artículo 70, para poner de manifiesto la posición popular ante el gobierno ilegitimo de Maduro.  

En este caso, al igual que en 1958, la participación de la Fuerza Armada venezolana es fundamental y muy necesaria, toda vez que está transición no será posible sin el respaldo de las mismas al pueblo venezolano bajo los preceptos democráticos y constitucionales. 

La situación política venezolana es muy incierta, aunque es claro que, a diferencia de otras oportunidades, en estos momentos la oposición muestra una estrategia clara, una ruta y una dirección política más definida, en la cual la movilización es el instrumento determinante que mostraría a las Fuerzas Armadas el apoyo popular y jugaría un papel fundamental a la hora de definir su participación, pues, a fin de cuentas, en una democracia, quien manda es el pueblo y en este caso, el pueblo está exigiendo un cambio.

Comparte
Los contenidos que aparecen en la sección BLOG no representan la opinión, ni compromete el pensamiento de la Universidad Ean. Cada bloguero se hace responsable por las opiniones, contenidos y en general de todas las entradas de información como citas, videos, imágenes u otros vínculos que usted encuentre dentro de esta sección. Si considera que el editor de un blog está escribiendo un contenido que represente un abuso, escríbanos al correo contenidos@universidadean.edu.co
EAN

Con acreditación Institucional de Alta Calidad

Res. Nº 29499 del Mineducación 29/12/17, Vigencia 28/12/21
Descarga nuestra app en:
App Google Play
App Store