Protestar y agredir no es lo mismo

Elsa María Gómez
Gerente de Mercadeo - Universidad Ean
Actualidad

 

Muchos de los grandes cambios que ha tenido la sociedad que conocemos se han gestado gracias a las protestas masivas. Ejemplos como la Primavera Árabe, el Mayo del 68 en Francia, o la famosa marcha por la paz del 2008 son prueba de ello.

Gracias a la presión ejercida por la sociedad, los gobiernos han tenido que modificar constituciones, derogar leyes e incluso algunos mandatarios han sido derrocados. Hasta aquí todo bien, pero cuando evaluamos sucesos como el ocurrido ayer en Bogotá, la grandeza de las protestas queda reducida a episodios de violencia y vandalismo que, lejos de construir, solo destruyen.

 

 

“Cuando evaluamos sucesos como el ocurrido ayer en Bogotá, la grandeza de las protestas queda reducida a episodios de violencia y vandalismo que, lejos de construir, solo destruyen”.

 

 

Hacia las 8 p.m., cuando finalicé mi jornada laboral, me dirigí hacia mi casa y el panorama que encontré fue el siguiente: la ciclorruta por la que transito habitualmente tenía trozos de ladrillos en el piso, algunos de los cerramientos en cemento fueron desplazados y había cantidades monumentales de basura en la calle. Más adelante, entendí que muchas de las bolsas de basura, dejadas por los propietarios de locales y puestos informales sobre los andenes, habían sido desparramadas como si una jauría de perros rabiosos hubiera pasado buscando alimentos.

A la altura del Parque de la 93, una turba imposibilitaba el tránsito de los vehículos particulares. Gritaban a viva voz una serie de consignas que ni siquiera resultaban claras por su obvia descoordinación. Finalmente, al acercarme a mi destino, vi a tres jóvenes que estaban convirtiendo la fachada de un edificio en baño público. Un cuarto muchacho se me acercó y me dijo: “¡Piérdase que aquí está en peligro!”.

Cuando logré entrar a mi casa, mi esposo me había estado llamando preocupado porque unos minutos antes habían arrojado una papa bomba en la entrada de la calle por la que estoy obligada a pasar.

Afortunadamente, para mí esta no fue más que una anécdota. Sin embargo, muchos ciudadanos fueron agredidos y varias edificaciones se vieron vulneradas en esta fatídica noche. Por eso, este 8 de noviembre no pasará a la historia con gloria, sino con pena.

 

 

“Muchos ciudadanos fueron agredidos y varias edificaciones se vieron vulneradas en esta fatídica noche. Por eso, este 8 de noviembre no pasará a la historia con gloria, sino con pena”.

 

 

Por alguna razón, los manifestantes se ensañaron contra el transporte público, como lo hicieron con los tranvías el 9 de abril de 1948, día de El Bogotazo. ¿Será que ellos piensan que Transmilenio es propiedad del Distrito? ¿Será que no han entendido que esos vehículos son de todos los bogotanos y que sus destrozos serán pagados por nuestros impuestos?

Recurro a este espacio para pedirles a los ciudadanos inconformes que aprendan un poco de historia y entiendan que la forma, en muchos casos, es más importante que el fondo. Si no me creen, revisen cómo se comportaron los norteamericanos que, liderados por Matin Luther King, se manifestaron contra el racismo en la marcha del 63. Al día de hoy, todavía queda en nuestra memoria una célebre frase que pronunció este activista durante su discurso: “Hoy les digo a ustedes, amigos míos, que a pesar de las dificultades del momento, yo aún tengo un sueño…”.

La violencia solo genera más violencia. Hay que parar.

Comparte
Los contenidos que aparecen en la sección BLOG no representan la opinión, ni compromete el pensamiento de la Universidad Ean. Cada bloguero se hace responsable por las opiniones, contenidos y en general de todas las entradas de información como citas, videos, imágenes u otros vínculos que usted encuentre dentro de esta sección. Si considera que el editor de un blog está escribiendo un contenido que represente un abuso, escríbanos al correo contenidos@universidadean.edu.co
EAN

Con acreditación Institucional de Alta Calidad

Res. Nº 29499 del Mineducación 29/12/17, Vigencia 28/12/21
Descarga nuestra app en:
App Google Play
App Store