Ser jóvenes empoderados y resilientes

Gabriela Delgado Rebolledo
Gabriela Delgado Rebolledo
Estudiante de Economía y Negocios Internacionales - Universidad Ean
Actualidad

Pasamos de jugar a las escondidas a estar a un paso de ser profesionales en un abrir y cerrar de ojos. Aún recuerdo con emoción mi primer día en la universidad: iba con planes de comerme el mundo y me terminaron comiendo las primeras cuatro semanas; pero sí que fue una nueva etapa llena de nuevas experiencias, amistades y muchísimo aprendizaje.

Lo que nunca imaginamos es que después de llevar una vida normal estaríamos viviendo una pandemia, de esas que uno solo veía en las películas y muy alejada de nuestra realidad. Tener un parcial en pijama… ¡vaya que fue una sorpresa para todos! La crisis que trajo el coronavirus en cada familia ha hecho que cada persona —desde su racionalidad— tome las medidas de aseguramiento que mejor le convengan. Aunque sepamos que debemos cuidarnos, en muchos casos, ha tocado salir a buscar “el pan” a como dé lugar.

Ser joven, universitario, pretender tener una vida social y estar confinados no ha sido la combinación más exquisita que ha creado el COVID-19. No es un secreto que los jóvenes somos más susceptibles y solitarios que hace 30 años, y el confinamiento no fue de gran ayuda, ya que enfocamos nuestros esfuerzos en ser los mejores en algo, no importa en qué, mientras genere algún tipo de felicidad momentánea, porque así es la felicidad… momentánea, ¿o no?

 

"Aún recuerdo con emoción mi primer día en la universidad: iba con planes de comerme el mundo y me terminaron comiendo las primeras cuatro semanas".

 

Ansiedad, depresión, amor tóxico, malas amistades, problemas de concentración, falta de confianza y vivir día a día sin pretender controlarlo todo son algunas de las características que he podido observar en mí y en mis compañeros; aunque estemos llenos de miedos, estoy segura que la resiliencia se ha apoderado de nosotros para que superemos las circunstancias que nos ha puesto la vida.

Nadie estaba preparado para una situación como la que estamos viviendo, tuvimos que aprender a ser “esponjas” y adaptarnos a un mundo en el que permanecemos las 24 horas del día, los 7 días de la semana: la Internet.

Hemos visto en las noticias que algunos profesores dictan sus clases desde un café internet; muchos estudiantes tuvieron que devolverse a sus pueblos de origen porque no tenían cómo subsistir en la ciudad; otros han tenido que buscar soluciones a sus problemas de conectividad para poder acceder a sus clases, y en algunos casos la pandemia les arrebató todo, incluyendo la posibilidad de estudiar.

Por eso, si ustedes lectores cuentan con señal wifi ilimitada en su hogar, Internet de banda ancha, electricidad permanente, un computador o dispositivo tecnológico para acceder a sus clases, una cama cómoda donde descansar y alimentación diaria, son privilegiados en medio de una cuarentena que tiene en aprietos a la economía colombiana y que ha golpeado a toda la sociedad.

El llamado es a que nos empoderemos de la situación que vivimos, que brindemos fuerza a nuestros padres y a la misma sociedad. Debemos ser universitarios que generen un cambio, con buenos hábitos de estudio y de convivencia familiar para fortalecer nuestros conocimientos. Sin embargo, ese conocimiento no solo se adquiere en un aula, no solo viene de un profesor ni de un tutor; también se puede enriquecer con las anécdotas familiares, de amigos, compañeros y hasta las propias. Aprovechemos este tiempo para aumentar eso que ni la pandemia más grande nos puede quitar: el saber.

Jóvenes, tenemos el mundo para aportar ese granito de arena, para ser agentes de cambio, para empoderarnos día a día; es tiempo de transformar esta crisis en oportunidades. No olvidemos que más que profesionales somos humanos que sentimos, lloramos y reímos; cuidemos nuestra salud mental y física para que empecemos a ver cambios, este es el momento.

Comparte
Los contenidos que aparecen en la sección BLOG no representan la opinión, ni compromete el pensamiento de la Universidad Ean. Cada bloguero se hace responsable por las opiniones, contenidos y en general de todas las entradas de información como citas, videos, imágenes u otros vínculos que usted encuentre dentro de esta sección. Si considera que el editor de un blog está escribiendo un contenido que represente un abuso, escríbanos al correo contenidos@universidadean.edu.co
EAN

Con acreditación Institucional de Alta Calidad

Res. Nº 29499 del Mineducación 29/12/17, Vigencia 28/12/21
Descarga nuestra app en:
App Google Play
App Store