Es tiempo de seguir formándose para transformar la sociedad

Mauricio Díez Silva
Gerente Académico - Universidad Ean
Actualidad

Esta temporada de aislamiento, que no ha sido fácil para nadie, ha generado un replanteamiento sobre la educación superior. Dos temas se han presentado como retos para las universidades: por un lado, encontrar alternativas para no interrumpir los procesos de formación de los estudiantes y, por el otro, desarrollar innovadores esquemas educativos que preparen a una nueva generación capaz de enfrentar un entorno de cambios acelerados, como nunca lo habíamos visto.

El primer reto plantea que no conviene, por ningún motivo, interrumpir la actividad académica de los estudiantes, porque el propósito de la educación es mejorar la vida de las personas y por cada proceso que se detenga, se detienen los sueños de transformación de una familia y de un proyecto de vida en particular. Por el contrario, cada persona formada en una institución de educación superior representa una oportunidad de transformar organizaciones y comunidades, a través de las capacidades y competencias adquiridas en un área específica de conocimiento. 

Actualmente, son numerosos los proyectos de vida académicos que debemos ayudar a cumplir, porque después de la pandemia, con mayor fuerza, se requerirá de un potencial de transformación social que solo puede ser llevado a cabo por una generación de jóvenes que piensa diferente; que son conscientes de la importancia del saber y del saber hacer, como competencias que permiten demostrar que se cuenta con la habilidad de dar solución a problemas reales del entorno, la industria o alguna actividad económica.

 

"Hago un llamado para que los estudiantes sean agentes de cambio y no detengan sus procesos de aprendizaje".

 

Para que todo eso se haga realidad, es importante responder efectivamente al segundo reto de las universidades, que consiste en generar esquemas académicos innovadores que permitan a los estudiantes adquirir experiencia en las aulas, o fuera de ellas, mediante la vinculación a proyectos y retos empresariales que pongan a prueba sus conocimientos. Todo lo que resulte vivencial y experiencial permitirá que los proyectos de vida se conviertan en transformadores de la sociedad. 

Uno de los desafíos más importantes que traerá este 2020 para los jóvenes universitarios será conocer el impacto de su profesión en el entorno, así como aquellas capacidades necesarias para no convertirse en un graduado más, sino, por el contrario, ser un profesional innovador y emprendedor, que genere acercamientos entre las empresas y la academia. 

Para conseguir ese propósito muchas instituciones de educación superior deben apostarle a desarrollar competencias formativas, procesos estructurados de evaluación del aprendizaje y vínculos con el sector empresarial que garanticen la validación del conocimiento.

Por tanto, es el tiempo de que la formación continúe, de que los retos y sueños de todos los jóvenes se sigan construyendo a través de desafíos que deben plantearse desde las universidades, en conjunto con el sector empresarial, y a través del relacionamiento abierto. Hago un llamado para que los estudiantes sean agentes de cambio y que no detengan sus procesos de aprendizaje

Comparte
Los contenidos que aparecen en la sección BLOG no representan la opinión, ni compromete el pensamiento de la Universidad Ean. Cada bloguero se hace responsable por las opiniones, contenidos y en general de todas las entradas de información como citas, videos, imágenes u otros vínculos que usted encuentre dentro de esta sección. Si considera que el editor de un blog está escribiendo un contenido que represente un abuso, escríbanos al correo contenidos@universidadean.edu.co
EAN

Con acreditación Institucional de Alta Calidad

Res. Nº 29499 del Mineducación 29/12/17, Vigencia 28/12/21
Descarga nuestra app en:
App Google Play
App Store