Que lo virtual no nos quite lo decentes

Docente Facultad de Estudios en Ambientes Virtuales - Universidad Ean
Luisa Fernanda Ramírez Sánchez

Docente Facultad de Estudios en Ambientes Virtuales - Universidad Ean

Actualidad

Llama la atención que decenas de personas acudan a diario a los foros en internet para consultar asuntos que podrían resolverse con una simple reflexión individual o una conversación entre amigos. Me refiero a esas preocupaciones que surgen en la era digital y que, al final, tienen que ver con el comportamiento humano y las relaciones interpersonales: ¿por qué no contesta mis mensajes?, ¿por qué me dejó ‘en visto’?, ¿cómo hago para saber si me bloqueó en WhatsApp?, ¿por qué no me habla si está ‘en línea’? En fin, esos y muchos otros interrogantes hacen parte de las dinámicas sociales presentes en el mundo digital.

El cuestionamiento, entonces, no gira en torno a las redes sociales ni aplicaciones de mensajería instantánea, sino a los modales y comportamientos de las personas en un escenario digital. Hagamos una comparación:

Si tus amigos o familiares te saludan o te dan un abrazo en el día de tu cumpleaños, ¿les respondes con un pulgar arriba, en el mejor de los casos, o sigues derecho como si nada pasara?  Si tu pareja o un amigo van a visitarte a tu casa, ¿los dejas afuera por horas y les das entrada cinco horas después porque “hay que despertar el interés haciéndose esperar”? Si alguien te hace un cumplido por tus logros, en lugar de dar las gracias, ¿haces como si no hubieses escuchado nada? Si alguien que conoces te aborda para preguntarte algo, ¿sigues caminando como si fuera invisible?

Algunos dirán: es diferente. Yo les digo: no lo es; es la misma situación, pero en un lugar distinto. Los modales deben ser los mismos en lo físico y lo virtual.

 

 

“Los modales deben ser los mismos en lo físico y lo virtual”.

 

 

Ahora bien, no estamos obligados a contestar los memes y chistes que alguien envía en un grupo, pero sí a contestar un saludo, una pregunta o un correo, a menos de que quien se dirija a nosotros lo haga para atacarnos o fastidiarnos. Dejar ‘en visto’ a una persona no está bien, y la excusa no puede ser la falta de tiempo o pensar que es la “estrategia” para generar expectativa.

Si a alguien le agobia que mucha gente le escriba por redes sociales, que lo saluden o le pregunten, su alternativa debería ser no tener estos canales de comunicación.  ¿Es justo y está bien, en el contexto de la buena educación, ignorar a todos solo porque soy una persona ocupada o porque resulta aburrido responderles a otros?  La netiqueta –el conjunto de normas de comportamiento de los internautas– debería ser de manejo obligatorio, por lo menos si no queremos ser percibidos como personas maleducadas.

 

 

“La netiqueta debería ser de manejo obligatorio, por lo menos si no queremos ser percibidos como personas maleducadas”.

 

 

Es cierto que en ocasiones es ingobernable el manejo de estos mecanismos, pero no creo que sea difícil, viéndolo desde el sentido común, entender que no está bien enviar mensajes insulsos a la madrugada, compartir contenidos irrelevantes con personas con las cuales no se tiene confianza, o comprender que en la mayoría de los casos hay alguien al otro lado de la pantalla esperando una respuesta, sobre todo si se trata de asuntos importantes como el trabajo, los negocios y la salud.

Los buenos modales no pueden perderse por la informalidad de lo digital; deberían reflejarse en cualquier tipo de mensajería, sin importar el tiempo ni el espacio.  Tomarnos unos minutos para ser amables y sinceros podría, en muchos casos, evitarnos malentendidos o problemas. 

Comparte
Los contenidos que aparecen en la sección BLOG no representan la opinión, ni compromete el pensamiento de la Universidad Ean. Cada bloguero se hace responsable por las opiniones, contenidos y en general de todas las entradas de información como citas, videos, imágenes u otros vínculos que usted encuentre dentro de esta sección. Si considera que el editor de un blog está escribiendo un contenido que represente un abuso, escríbanos al correo contenidos@universidadean.edu.co
EAN

Con acreditación Institucional de Alta Calidad

Res. Nº 29499 del Mineducación 29/12/17, Vigencia 28/12/21
Descarga nuestra app en:
App Google Play
App Store