¿Marketing verde o manipulación del consumidor?

Cristian Novoa

Estudiante del Programa de Mercadeo - Universidad Ean

Actualidad

Estudios demuestran que los consumidores prefieren elegir marcas que aporten a la sociedad y al medio ambiente, buscando a su vez empresas éticas que den valor a su propia identidad y estatus. Esto lo sabe el sector empresarial, lo que  ha llevado (en algunos casos) a realizar esfuerzos de marketing para autoproclamarse como marcas verdes sin que sus productos o servicios sean auténticamente sostenibles.  

Un ejemplo de lo anterior son las empresas que, como estrategia, aseguran que sus productos o procesos son verdes porque no generan residuos, mito que los consumidores hemos creído. La realidad es que siempre se generan residuos, por eso el problema no son estos en sí, sino el manejo que se hace de ellos.  

Ahora la pregunta es: ¿y qué tiene esto que ver con el marketing? Pues, la generación de residuos, así como el cambio climático, la contaminación del agua y el consumo de energía son en su mayoría el resultado de la actividad humana y de las empresas. Es decir, las empresas son protagonistas en problemáticas sociales, ambientales y económicas, lo que a su vez les permite ser protagonistas en el manejo y solución de las mismas.

 

"Cuando una marca es ética, transparente y sostenible, logra conseguir y mantener una mejor relación con sus consumidores y el medioambiente".

Las empresas tienen entonces el reto de entender y enfrentar estas problemáticas y diseñar propuestas de valor de manera responsable y transparente, especialmente con productos y servicios que reduzcan el impacto ambiental y no únicamente invirtiendo tiempo, esfuerzo y dinero proclamándose como marcas verdes a través de estrategias de marketing y publicidad sin realmente serlo, o lo que conocemos como greenwashing.  

La consciencia y el consumo responsable de las personas ha llevado a que no se sientan atraídas por marcas o empresas que buscan únicamente aumentar sus ganancias por encima del bien de las personas, sin entender que ser una marca realmente ética es mucho más rentable a largo plazo.  

En conclusión, no se debe hacer marketing verde sin ser una empresa verde. Cuando una marca es ética, transparente y sostenible, logra conseguir y mantener una mejor relación con sus consumidores y el medioambiente. 

Comparte
Los contenidos que aparecen en la sección BLOG no representan la opinión, ni compromete el pensamiento de la Universidad Ean. Cada bloguero se hace responsable por las opiniones, contenidos y en general de todas las entradas de información como citas, videos, imágenes u otros vínculos que usted encuentre dentro de esta sección. Si considera que el editor de un blog está escribiendo un contenido que represente un abuso, escríbanos al correo contenidos@universidadean.edu.co

Chat

¡Chatea con E-Ann!

Atención en línea