Cómo escribir una carta de motivación para beca o maestría

Paso a paso para escribir una carta de motivación

Si estás aplicando a una beca o admisión para estudiar en Colombia o en otro país, es posible que uno de los requisitos de la convocatoria sea el envío de una carta de motivación. Este texto puede abrirte las puertas en muchas instituciones y es esencial para que otras personas conozcan tu experiencia, tus intereses y –como lo dice su nombre– tus motivaciones: aquello que buscas como profesional y como persona.

Resumir tanta información en tan poco espacio puede ser abrumador… Pero no hay de qué preocuparse. Si actualmente necesitas escribir una carta de motivación y no sabes por dónde empezar, te indicamos paso a paso las claves que facilitarán ese proceso.
 

  1. Inicia identificándote. Lo primero que se debe leer en tu carta son tus datos personales y los de la institución o persona a la que te diriges. Algunas convocatorias pueden tener una estructura definida, si ese no es el caso, puedes seguir una de las formas sugeridas:

    [Nombre y apellido]
    [Dirección]
    [Teléfono]
    [Correo electrónico]

    [Nombre de la institución o persona a quien va dirigida la carta]
    [Dirección de la institución]

    [Ciudad],  [Fecha]

    Asunto: Candidatura a [Título/Beca al que te postulas]
     

  2. Entre más personalizada, mejor. Debes saber a quiénes va dirigida tu carta. También es importante que investigues muy bien la institución y el programa al cual deseas ingresar. Recuerda siempre escribir con un tono cercano, agradable y respetuoso.
     

  3. ¡Ojo con la ortografía! El buen uso del lenguaje será otra de las formas en que te presentarás en esta carta. Algo tan simple como una coma mal puesta o una palabra mal escrita pueden ser motivos suficientes para que te descalifiquen de un proceso de selección. Por eso, es recomendable que antes de enviar tu carta le pidas a alguien que te ayude a revisarla y corregirla, especialmente si está escrita en otro idioma. Tus ideas deben expresarse de la manera más clara posible, no uses palabras y expresiones largas o rebuscadas.

  4. Elige un formato sencillo. Lo mejor es que escribas tu carta en computador, en una hoja de fondo blanco. Es ideal que uses una fuente clara y legible (como Arial) y en un tamaño mediano, es decir, entre 11 y 12 puntos. El texto suele ir alineado a la izquierda y con márgenes. Es recomendable que conviertas el archivo a formato PDF, ya que le da la oportunidad al lector de descargarlo en varios dispositivos y leerlo más fácilmente.
     

  5. ¿Por dónde empezar? Es la pregunta que todos se hacen en este punto. Lo ideal es que captes la atención desde el principio: inicia con una breve introducción (un párrafo) en la que expliques la razón por la que escribes la carta, quién eres, cuáles son tus logros y las metas que te hacen un candidato perfecto para ser el beneficiario de la beca o programa académico.
     

  6. Describe tus motivaciones. Esta es la parte en la que demuestras que tienes conocimiento del programa y de su metodología, debes hablar sobre aquello que te impulsa a ingresar a esa institución y, especialmente, debes decir qué valor vas a llevar y cómo vas a contribuir a tu entorno si eres uno de los candidatos elegidos. Si aplicas a una convocatoria internacional, demuestra interés en su cultura y su gente.

    En algunas ocasiones, en la convocatoria se establecen unas preguntas específicas que deberás responder luego de presentarte y hablar sobre tus motivaciones.
     

  7. No te vayas sin despedirte. Concluye tu carta agradeciendo por el tiempo y la atención prestada. Anima y hazle saber a la institución que estás disponible para concertar una entrevista y ampliar la información que consideren necesaria. No te olvides de firmar.
     

  8. Ni muy corta ni muy larga. En este tipo de cartas, la síntesis de información te dará muchos puntos extras. Debes escribir lo que consideras más relevante de tus motivaciones en pocas palabras y atender las recomendaciones expuestas en los términos de la convocatoria.

    La extensión recomendada es entre 800 y 1000 palabras, es decir, entre una hoja u hoja y media, aunque hay algunas convocatorias que especifican la extensión máxima, así que aprovecha muy bien este espacio.
     

  9. Solicita feedback. Cuando tengas tu carta lista, busca un docente, amigo o exbecario que pueda leer tu carta y retroalimentarte. Este paso te permitirá enviar tu texto con mayor tranquilidad.
     

  10. Clic en enviar aplicación. Una vez hayas hecho las correcciones o aplicado las recomendaciones dadas, tendrás lista tu carta de motivación. Antes de enviarla, adjunta los documentos que te han solicitado y prepárate para recibir la mejor noticia: tu admisión.
     

El proceso de escribir una carta de motivación de alto impacto puede tardar más tiempo del que consideras, por ello te recomendamos planear este escrito con suficiente tiempo respecto a la fecha de entrega. Ten presente que enviar tu aplicación fuera del tiempo establecido te dejará por fuera del proceso, así como aplicar sin considerar las instrucciones dadas o de forma incompleta. 

 

También te puede interesar

¿Qué se necesita para estudiar un programa de educación virtual?

¿Por qué la Universidad Ean es la mejor opción para estudiar Lenguas Modernas?

Comparte
EAN

Con acreditación Institucional de Alta Calidad

Res. Nº 29499 del Mineducación 29/12/17, Vigencia 28/12/21
Descarga nuestra app en:
App Google Play
App Store