La U. EAN firmó el Pacto por la Química Verde junto a John C. Warner y Beyond Benign

La Universidad EAN firmó el compromiso con la Química Verde

 “En medio del caos en el que vivimos, el mundo necesita personas dispuestas a detenerse y, sin pensar en su propio beneficio, creen algo diferente, algo mejor”. Enseñanzas como esta, impartidas por el científico e inventor estadounidense John C. Warner durante su gira académica por la Universidad EAN, impulsaron a nuestra institución a convertirse en la primera universidad latinoamericana en adherirse al Pacto por la Química Verde. 

Con la firma de esta alianza, sellamos un vínculo con la organización internacional Beyond Benign, líder mundial en el desarrollo, incorporación y difusión de las mejores prácticas de química verde, enfocadas a la transformación de la industria y la sociedad en general. Como Institución, nos comprometimos a incorporar en  nuestro currículo del pregrado en Ingeniería Química dichas prácticas, las cuales velarán por el cuidado y el bienestar de la salud humana y del medio ambiente.

Como complemento de esta inspiradora jornada, tuvimos la oportunidad de conocer el lado más humano de John Warner. En una corta pero amena entrevista, este apasionado padre de familia nos contó su visión de la vida y las expectativas que tiene sobre el futuro de nuestro país.

¿Qué importancia tiene la química en nuestras vidas?

John Warner (JW)// Todo lo que existe en la actualidad surgió de un producto químico. Debemos tener claro que, si queremos cambiar nuestra realidad, la química y las nuevas tecnologías serán las encargadas de tomar el liderazgo y transformar el mañana. Por ejemplo, hoy tenemos miles de problemas relacionados con el calentamiento global, la contaminación y sustancias tóxicas. Esto no lo podemos seguir tolerando, el mundo de hoy necesita personas que se detengan y decidan crear algo mejor con dedicación y sacrificio.

Muchas personas creen que el éxito radica en crear un producto tecnológico que sea un hit en el mercado. La cuestión es: ¿cuántas veces puedes tú hacer la diferencia y contribuir a la sociedad solucionando una problemática sin pensar en tu propio beneficio?

En la Universidad EAN tenemos el pregrado en Ingeniería Química. ¿Cuál es su consejo para los jóvenes estudiantes que están afrontando el desafío de iniciar este programa?

JW// Un desafío no tiene por qué ser visto como algo negativo, ya que entre más complicadas se tornen las cosas, mejor será la recompensa que recibirás al final. La dificultad de la enseñanza de la química radica en cómo los profesores transmiten sus conocimientos. Para mí, las clases de química no se dictan como las otras, en donde los alumnos se ubican en sus asientos y los profesores escriben en sus tableros. Los estudiantes de química deben fijarse metas y objetivos y trabajar de la mano de los docentes para enriquecer el proceso de aprendizaje.

El gobierno y los ciudadanos colombianos están afrontando varios retos y problemáticas con miras hacia el futuro. ¿Cuál considera usted que es el más importante de todos? 

JW// Es erróneo ver un desafío como algo negativo, puesto que estos siempre se presentan como oportunidades. Puede que otros países estén más desarrollados industrialmente en comparación con Colombia. Sin embargo, es interesante ver cómo esta supuesta debilidad se convierte en una fortaleza. Si lo piensas bien, transformar todas estas industrias es algo muy costoso y difícil. Colombia tiene los recursos naturales y el capital humano necesario para edificar desde lo nuevo.

Quizás, los colombianos no han hecho esto antes y no tienen a nadie a quien seguir, pero esto les abre la posibilidad de moldear el futuro hacia un estilo de vida más sostenible, según como les parezca.

¿Cómo hace John Warner para alternar su vida profesional y la responsabilidad de ser padre de familia?

JW// La gente suele hablar del balance entre el trabajo y la vida personal. Para mí, tal cosa no existe. Al iniciar el día, siempre ayudo a mi hija a prepararse para ir al colegio y la despido con un beso en la frente. Cuando estoy en el trabajo, mi hija va y me visita. Cuando estoy en la casa, adelanto trabajo. Algunas veces realizo viajes de trabajo y mi familia me acompaña. Sinceramente, yo no veo la diferencia entre mi vida personal y profesional, pues siempre que estoy trabajando me siento acompañado de mi familia.

A pesar de la premura del tiempo, cuatro días bastaron para convertir al padre de la química verde en un EANista más. Tras escuchar sus enseñanzas y consejos, descubrimos que John C. Warner no solo se destaca por sus conocimientos en química y sostenibilidad, sino también por su gran calidad humana. Este emprendedor, quien cofundó y es el actual presidente del Warner-Babcock Institute for Green Chemistry, nos demostró que, sin importar cuál sea nuestra profesión, no hay nada lo suficientemente complejo que nos impida luchar por alcanzar nuestra felicidad.
 

Comparte
Quiero recibir información de este programa