Acreditada en Alta Calidad
Res. nº. 29499 del Mineducación. 29/12/17 vigencia 28/12/21

Biomercado la revolución de los alimentos orgánicos proyecto universidad EAN

Biomercado, la revolución de los alimentos orgánicos

Hoy en día la alimentación se ha convertido en un tema de vital importancia. No se trata de un aspecto reservado para los vegetarianos o los veganos, sino que involucra a las personas que desean llevar una vida más sana. Para todos ellos se creó Biomercado, una innovación que promueve un esquema de alimentación saludable con productos que vienen directamente del campo a la mesa.

“Desde niño, tuvo el emprendimiento en su cabeza y en su corazón”, reconoce “Don Rubén”, padre del EANista y creador de este proyecto sostenible, Juan David Pardo.

“Cuando estaba en el colegio ayudaba a quienes trabajaban en la finca de mis tíos, vendía dulces, hacía bolsos con material reciclable y pintaba cuadros”, cuenta Pardo.

Sin embargo, sus emprendimientos no pararon allí. Cuando cursaba el pregrado en Finanzas y Comercio Exterior, este joven se vio en la obligación de buscar alternativas alimenticias para mitigar los efectos de la quimioterapia a la que su madre era sometida. Al poco tiempo, empezó a comprar productos orgánicos ya no solo para su familia, sino que los vendía a sus amigos.

En ese entonces, el EANista pensó en pasar de la venta informal a una tienda de distribución y a un restaurante. Pero lo aprendido y la asesoría recibida durante su carrera no fueron suficientes para la consolidación de la idea. “No tenía un enfoque, quería hacer muchas cosas a la vez”, manifiesta.

 

Un polo a tierra

En 2016, Pardo inició su especialización en Gerencia de Proyectos en la Universidad EAN. Desde ese momento, lo aprendido en las aulas EANistas y el acompañamiento del Instituto para el Emprendimiento Sostenible le brindaron las herramientas para fundamentar lo que es Biomercado: una empresa de comercialización de productos orgánicos y naturales de una forma sostenible, conectando al campo con la ciudad.

No obstante, mientras Pardo cursaba su posgrado, en sus visitas habituales a Guasca notó que las cosas no andaban del todo bien: “Los campesinos estaban quebrando porque los compradores no recogían sus productos a tiempo o, peor aún, los devolvían. Les pedían descuentos excesivos y, como si fuera poco, les pagaban a 90 días”, asegura.    

Allí fue donde su espíritu emprendedor y el amor por el campo colombiano se conectaron y se convirtieron en lo que hoy Pardo considera como su proyecto de vida que ha dignificado la labor de cerca de 12 familias campesinas colombianas.

 

Salud y sostenibilidad, 2 en 1

Como Pardo asegura, “por lo menos el 80% de las enfermedades respiratorias, cardiacas y degenerativas, como el cáncer, es causado por el consumo de alimentos poco saludables”, pero esto ya no debe ser una preocupación. Su iniciativa trae de las manos de los ‘bioproductores’, –como él llama a sus aliados– a la puerta de su casa, productos libres de químicos y conservantes.

Al componente sostenible que destaca a Biomercado, se suma el uso de empaques retornables y reciclables. “Los consumidores hacen sus pedidos de lunes a jueves, para que el viernes se entreguen. Una vez se consumen los alimentos, me devuelven los envases y las cajas de los huevos. Por otro lado, los plásticos se transforman en materia prima para la elaboración de otros productos industriales”, relata el EANista.

Sin embargo, el emprendedor espera que el pago justo, la conservación de la tierra y el empoderamiento de los campesinos guasqueños, y ojalá de toda Colombia, llame la atención de la mano de obra joven, para que vuelva al campo y a las fincas autosostenibles. Estas últimas proveen los productos que comercializa Biomercado: pulpa de fruta, huevos, procesados, hortalizas, verduras, aromáticas y derivados de la miel natural.

El encanto de este emprendimiento no para aquí. Biomercado también es una alternativa para los amantes de los perros, ya que gracias a la línea Biomercadogs, ‘los peludos de cuatro patas’ pueden alimentarse con panadería canina natural. “El 100% de los ingresos, además de otros fondos, se invierte para apadrinar perros de fundaciones como RescuePet y Casa de Esperanza”, asegura Pardo.
 
En la actualidad, este emprendimiento se está reinventando a través de la transformación de su identidad corporativa y un espacio llamado Club de Experiencias Bio, donde los consumidores podrán crear comunidad, conocer información nutricional y las historias de quienes producen los alimentos.

 

Un riesgo que vale la pena

“Emprender ha sido lo mejor que me ha pasado. Creo que arriesgarse es lo mejor que cualquiera puede hacer”, expresa Pardo. Por ello, resalta el apoyo que ha recibido por parte de la Universidad EAN para definir el proyecto e identificar qué es lo que realmente desea para su vida.

Pero además de los buenos resultados que ha tenido su negocio, este joven ha recibido varios reconocimientos. En 2016, Pardo fue elegido como el Emprendedor del Año en los EAN Entrepreneurship Awards. Tras recibir este premio, obtuvo una beca, gracias a la cual está cursando la especialización en Gerencia Comercial y Mercadeo (virtual). El año siguiente, representó a la Institución en el Encuentro Empresarial UVD Emprende, donde recibió la misma distinción.

Ahora, bajo el acompañamiento del Instituto para el Emprendimiento Sostenible, Pardo está trabajando en el perfeccionamiento de la iniciativa empresarial, dado que Biomercado es uno de los proyectos que clasificó en la convocatoria de Capital Semilla del Fondo Emprender (2018).
 
Biomercado, evidentemente, es un reflejo de lo que implica ser sostenible: velar por el bienestar de la sociedad, promover la conservación del medio ambiente y generar una riqueza que promueve el desarrollo de las comunidades.

Comparte