Sostenibilidad, el valor agregado de los emprendimientos

Diana Moreno

Estudiante de la Maestría en Desarrollo Sostenible - Universidad Ean

Emprendimiento

¿Emprendimiento? ¿Sostenibilidad? Son temas de interés actual para varios sectores de la economía que aún los ven uno aislado del otro. Pero, ¿qué tal si se unen para hablar de emprendimiento sostenible como un todo? ¡Sería una maravilla! Este podría ser el valor agregado que buscan muchos negocios para impactar de forma positiva en el medioambiente

Antes de emprender o encaminar los emprendimientos hacia la sostenibilidad es importante tener en cuenta estos aspectos claves, los cuales lo ayudarán a fijar estrategias, en especial ahora que los negocios verdes llegaron para quedarse: 

 

"Debemos ser muy consecuentes con todo, porque la sostenibilidad no solo se refiere al tema ambiental, también incluye lo social y económico".

  • Ser metódico: Establecer un orden y validar la idea de negocio es importante para cualquier emprendedor, y más para uno sostenible, ya que este tema no es tan sencillo de entender como parece. Todos sabemos que no todo el mundo está dispuesto a comprar un costoso cepillo de dientes de bambú o a adquirir algún servicio de compostaje a domicilio. Por ello, el modelo de negocio debe ser muy claro y especifico. Debe contemplar, además,  el uso de las herramientas que existen en el mercado que nos ayuden a dejar de lado el corazón y la intuición, para “meterle números a los negocios”, como se dice. Pues, de nada sirve saber que hay demanda y una gran oportunidad de negocio, si pocos están dispuestos a pagar por ello.
  • Velar por la organización: planear es empoderarse de la vida y del negocio. Los domingos son días muy valiosos para compartir en familia, pero también para planear la semana. Establecer cuáles son las tareas más grandes, seguidas de las medianas y las pequeñas, permite priorizar. Para lo mismo con la programación de los tiempos: cuándo y a qué hora vamos a llevar a cabo cada tarea, y definitivamente, es necesario escribirlo todo. Si somos muy dispersos, utilizar técnicas como la Pomodoro, que ayuda a administrar el tiempo, nos permitirá tener días mucho más sostenibles y productivos.
  • Fortalecer el perfil de emprendedor: la educación es el arma más poderosa para cambiar el mundo. Si bien es cierto que un emprendimiento lo monta cualquier persona que tenga una idea de negocio en la cabeza, les recomiendo que se eduquen en el tema específico asociado al mercado, así como diría un famoso cantante colombiano: “si te inspira ser zapatero, sólo quiero que seas el mejor”. Adicional, se debe saber de finanzas, así sean básicas; marketing digital, marco legal específico, tener habilidades comunicativas y un espíritu amigable, entre muchas otras habilidades y conocimientos. ¡Ah,un cursito de Excel sería de gran utilidad!
  • Guiarse de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS): es clave tener presentes los Objetivos de Desarrollo Sostenible, ya que estos son la herramienta para que todas las personas y empresas del mundo aporten a equilibrar su impacto en el planeta a nivel social, ambiental y económico. Son 17 y como emprendedores sostenibles debemos conocerlos e identificar cuáles funcionan para que nuestro modelo de negocio tenga un impacto realmente positivo. 
  • Medirlo todo: lo que no se mide, no se controla y no se mejora. Se debe tener muy claro de qué manera se va hacer el seguimiento a lo que queremos ejecutar. Ser riguroso desde la planeación y la ejecución va a permitir realizar mejoras, además de poder identificar rápidamente en qué momento se empieza a desviar lo planeado. Los indicadores en temas de sostenibilidad nos permiten enamorar a nuestros clientes al ver cambios y resultados positivos.
  • Responsabilidad en el mensaje: hay que ser cautelosos en como decimos las cosas y no caer en el greenwashing. Si hablamos de sostenibilidad, debemos ser muy consecuentes con todo, porque la sostenibilidad no solo se refiere al tema ambiental, también incluye lo social y económico. Apuntarle a uno solo de estos tres factores es ya un indicador de que nuestro emprendimiento, en realidad, no es sostenible.
  • Apoyarse en herramientas digitales: existen muchas herramientas que nos ayudan a estructurar nuestra idea de negocio, como el lienzo canva y ahora la versión recargada: el canvas sostenible que, además de incluir las variables normales, incluye los costes (externalidades) y beneficios socioambientales, materias primas, energía y el final del uso (qué pasa cuando ya no usan nuestro producto los clientes). Debemos hacer uso de las herramientas que existen y crear procesos sostenibles. 
  • Tener actitud positiva: seguramente en el camino hacia el emprendimiento y la sostenibilidad encontrarán a muchos que no creen en el éxito de este modelo, serán los mismos que desconocen y desprecian el valor de una bolsa que, a su juicio solo es basura, desconociendo que esos residuos orgánicos pueden ser oro en las manos correctas. Así que, ¡animo que ya llegaran a los que piensen igual que nosotros!


Ser un buen comunicador: el pitch debe estar muy bien estructurado y sentirse de verdad para poder persuadir con nuestra idea de negocio. Es tan importante lograr con las palabras lo que se tiene en la mente y el corazón del emprendedor, para poder transmitirlo de una manera clara y concisa, sin llegar a caer en el romanticismo de la sostenibilidad, que, sin ofender, coloca al emprendedor al nivel de un ambientalista, siendo ambos muy diferentes. 

Comparte
Los contenidos que aparecen en la sección BLOG no representan la opinión, ni compromete el pensamiento de la Universidad Ean. Cada bloguero se hace responsable por las opiniones, contenidos y en general de todas las entradas de información como citas, videos, imágenes u otros vínculos que usted encuentre dentro de esta sección. Si considera que el editor de un blog está escribiendo un contenido que represente un abuso, escríbanos al correo contenidos@universidadean.edu.co

Chat

¡Chatea con E-Ann!

Atención en línea