Acreditada en Alta Calidad
Res. nº. 29499 del Mineducación. 29/12/17 vigencia 28/12/21

Ser pilo, un acto de valentía - Blog Universidad EAN

Ser ‘pilo’, un acto de valentía

Por
Sergio Andrés Ávila, estudiante de Lenguas Modernas - Universidad EAN

A pocos meses de concluir mi pregrado en Lenguas Modernas, carrera a la que pude acceder gracias a los excelentes resultados que obtuve en la prueba Saber 11, me emociona mirar hacia el pasado y reflexionar un poco sobre lo que el programa ‘Ser Pilo Paga’ representó para mí. Estoy convencido de que, como yo, miles de estudiantes ‘pilos’ hemos trabajado incansablemente desde el primer semestre para obtener nuestro anhelado título universitario.

Para comenzar, sé que muchos de los detractores de este programa desconocen las condiciones que los cerca de 40 mil beneficiados aceptamos al momento de firmar el contrato que nos permitiría ingresar a las aulas de las 50 mejores universidades del país.

Considero que ‘Ser Pilo Paga’ no puede juzgarse solo por el aspecto monetario. Para muchos de nosotros, este programa nos ayudó a cumplir un sueño casi imposible de realizar al concluir el bachillerato. Para mí, ser un ‘pilo’ representa adquirir un compromiso con la sociedad, con mi familia y con mi proyecto de vida.

 

“Para mí, ser un ‘pilo’ representa adquirir un compromiso con la sociedad, con mi familia y con mi proyecto de vida”.

 

No puedo evitar remontarme a aquel 3 de agosto de 2014, día en el que desarrollé la prueba Saber 11 solo con la aspiración de obtener uno de los mejores puntajes para reafirmar mis conocimientos. Hasta ese momento, no había escuchado nada sobre el programa que el Gobierno estaba adelantando. Así que, además de ganar una pequeña apuesta que realicé con mis amigos, no buscaba ningún otro tipo de premio o beneficio.

Dos meses más tarde, después de superar algunas complicaciones que experimenté con la página del Icfes, me llevé una enorme sorpresa. No solo había alcanzado un puntaje mejor del esperado, sino que tendría la posibilidad de ser un beneficiario del programa ‘Ser Pilo Paga’. Justo en ese momento, la proyección de mi futuro tuvo un cambio drástico. La incertidumbre se había acabado. De ahora en adelante, solo tendría que centrarme en decidir en cuál de las mejores universidades del país adelantaría mis estudios.

Elegir la Universidad EAN es una de las decisiones más importantes que he tomado en mi vida. No me arrepiento hasta el día de hoy y, por el contrario, me siento orgulloso de haber escogido esta institución.

En el 2015 me convertí en un EANista. Durante este periodo, he tenido la oportunidad de vivir gratos momentos y de conocer personas extraordinarias que han dejado una huella en mí y en este camino trazado para lograr mi realización personal y profesional.

 

“Desde que me convertí en EANista, he tenido la oportunidad de vivir gratos momentos y de conocer personas extraordinarias que han dejado una huella en mí y en este camino trazado para lograr mi realización personal y profesional”.

 

No ha sido fácil, pues he tenido que enfrentarme a varios desafíos e imprevistos. En este tiempo no han faltado los problemas familiares, la falta de dinero en momentos clave y los inconvenientes por culpa del transporte. Además, la carga académica me ha llevado a tener que alejarme de amigos de la infancia con los que espero poder reencontrarme próximamente.

Es por esto que me llena de satisfacción y alegría el hecho de saber que estoy a pocos meses de terminar mi pregrado y de demostrarle al país que, así como yo, muchos ‘pilos’ tuvimos la valentía suficiente para afrontar este reto y culminar con éxito una carrera universitaria en una de las mejores instituciones de educación superior de Colombia.

Comparte
Quiero recibir información de este programa