Claudia Restrepo, nuevo miembro del Consejo Superior de la Universidad EAN.

“La U. Ean es un vehículo para construir un futuro diferente”

A propósito del mes de la mujer, hablamos con Claudia Restrepo, senior manager encargada de la práctica de sostenibilidad de Deloitte en Colombia y Perú, y quien desde febrero de este año forma parte del Consejo Superior de la Universidad Ean.
 
Restrepo es ingeniera de producción con más de 20 años de experiencia en consultoría organizacional, nueve de ellos en asuntos relacionados con el desarrollo sostenible y cambio climático. También ha trabajado como asesora en proyectos en Colombia y otros países de América Latina. Quisimos darle la bienvenida a la comunidad Eanista con esta entrevista.

¿Considera que ha habido una disminución en la brecha entre hombres y mujeres?

Aunque este tema ha ido cambiando, creo que aún tenemos una brecha importante que cerrar. En cargos medios ya hay cierta paridad, pero existe una brecha considerable en cargos de alta gerencia y en juntas directivas. No creo que la solución a este problema social sea simplemente poner 50% de hombres y otro 50% de mujeres. Es algo que tiene que ver con las capacidades de los individuos para construir un camino en el que todos contemos con las mismas condiciones para llegar al mismo lugar.

La consultoría internacional y la sostenibilidad han sido temas inherentes a su trayectoria. ¿Cómo le suena el concepto de emprendimiento sostenible?

Toda la vida me he dedicado a la consultoría. En sostenibilidad estoy cumpliendo cerca de 10 años y me encontré el emprendimiento a lo largo de este camino. Entendí que hay una necesidad de generar conciencia en los empresarios y en los emprendedores, porque tenemos que cumplir una agenda que se dirija hacia la protección de los recursos naturales y hacia la convivencia sana en términos sociales.
 
Por otro lado, cuando llegué a la Universidad me encontré con muchas sorpresas; entre ellas, la relación estrecha entre los conceptos de emprendimiento y sostenibilidad. A mí me parece fabuloso que los estudiantes, como parte de su proceso de crecimiento profesional, entiendan ese vínculo. Creo que la Institución está formando emprendedores diferentes, con una perspectiva interesante y a la vez muy oportuna. 


¿Por qué aceptó formar parte del Consejo Superior de la Universidad Ean? 

A mí me mueve la sostenibilidad, y si uno no trabaja y sensibiliza a los niños y jóvenes va a ser muy difícil que los adultos la incorporen. Creo que esta universidad, sus docentes y alumnos son un vehículo maravilloso para construir un futuro diferente. Aunque yo no tengo contacto directo con los estudiantes, lo que se decida al interior del Consejo tendrá una incidencia en la vida de ellos y esa es una gran motivación para mí.


¿Cuál es su diagnóstico de la educación superior en Colombia y cuál cree que sea el mayor reto?

Para mí, la cobertura es el mayor reto. Hay un déficit importante y la educación superior no puede ser un tema exclusivo, sino inclusivo. Esto no solo es competencia de las universidades, sino del Estado. Por otro lado, es necesario buscar un balance entre la teoría y la práctica. Entre más práctico se vuelva el ejercicio de aprender, tendremos profesionales con más valor. Por último, hay que tener en cuenta que el paso por la universidad se da en una edad fundamental para construir una postura alrededor de lo que somos como ciudadanos, por lo cual debemos poner especial atención a las competencias blandas.

¿Cuál es su opinión acerca de la Universidad Ean y de la pertinencia de sus programas? 

El aprendizaje es transversal en cualquiera de los programas que ofrecen en su portafolio. Me ha sorprendido positivamente la existencia del Instituto para el Emprendimiento Sostenible. Es justamente la herramienta que permite pasar de un concepto a la realidad. 

Después de haber logrado un éxito profesional temprano, ¿con qué sueña?

En el ámbito personal, tengo tres hijas que espero aprendan lo mejor de la cultura paisa y bogotana. Estoy aprendiendo a ser mamá de todas ellas. Son mi prioridad, al igual que mi esposo. En lo profesional, quiero generar un “impacto que trascienda”, como dice el logo de Deloitte. Sin duda, hay que convertir en acción todo lo que nos proponemos. De lo contrario, sentiría una gran frustración. Por último, quisiera seguir formándome, así que ser parte de este Consejo es uno de los caminos para cumplir este sueño.

Comparte
EAN

Con acreditación Institucional de Alta Calidad

Res. Nº 29499 del Mineducación 29/12/17, Vigencia 28/12/21
Descarga nuestra app en:
App Google Play
App Store