En época de elecciones… ‘big data’ contra la corrupción

Andrés Eduardo Ramírez Galvis
Estudiante de MBA virtual - Universidad Ean
Actualidad

Por estos días es muy común ver las redes sociales inundadas de publicidad de campañas políticas de todo tipo, algunas muy serias y otras que no tienen más que la intención de llamar la atención hasta del más incauto en la materia.

Pero, ¿cuántas de estas campañas políticas que hoy alimentan los muros (timelines) y los estados de WhatsApp les dan importancia a los resultados de las mismas y a los alcances del uso de la tecnología y la analítica de datos?

El análisis de las bases de datos del sistema penal oral que se incorporó en los procesos de investigación judicial, a través de la herramienta de Big Data conocida como ‘Watson Fiscalía’, es apenas un ejemplo de transformación digital en el sector público, que debería aplicarse en entidades territoriales, a propósito de la coyuntura electoral.

Otras entidades como la Contraloría General de la República, con el programa ‘Océano’, han hecho lo propio. En este caso, pretenden depurar distintas fuentes abiertas existentes de contratación.

Ha dicho la Contraloría que lo que se busca es cruzar diferentes datos de los contratistas para identificar en tiempo real posibles nichos de corrupción, indicios de cartelización, comportamientos atípicos, objetos contractuales y riesgos, así como fortalecer la función de vigilancia, incluso para quienes hacen control interno de gestión.

Eso es en el sector público del orden nacional. Pero, ¿qué pasa con las entidades territoriales de menor categoría del país?  En mi opinión, en algo se ha avanzado en este aspecto donde el Ministerio de Tecnologías, el Departamento Nacional de Planeación y la Función Pública han sido protagonistas en el diseño de importantes lineamientos; sin embargo, el reto para estas pequeñas entidades es grande y la oportunidad es enorme.

 

 

“¿Cuántas de estas campañas políticas que hoy alimentan los muros (timelines) y los estados de WhatsApp les dan importancia a los resultados de las mismas y a los alcances del uso de la tecnología y la analítica de datos?”.

 

 

Identificar la tecnología que se adapte a las necesidades de las organizaciones estatales más pequeñas es una actividad que debe incorporarse con urgencia. Con la elección de nuevos mandatarios municipales y departamentales, estamos ante una gran oportunidad de, incluso, destapar pequeños Odebretch. A lo mejor, es la excusa para apostar por esta transformación.

Sí, es cierto que algunas de estas entidades a las que me refiero cuentan con bajos ingresos corrientes que típicamente lo constituyen el predial, industria y comercio, y las transferencias nacionales. Sin embargo, es necesario que incluyan actividades y recursos de manera gradual.

Digo esto por las posibilidades que brindan para la toma de decisiones, el seguimiento, el control y la interacción entre entidades para el logro de los resultados esperados. Un buen proceso de captura de datos, y su análisis y visualización, puede ser un primer paso en este proceso.

A mi juicio, la gestión pública en los territorios podría ser más efectiva si se toman decisiones con información real y de calidad. Ojalá los nuevos mandatarios territoriales entiendan que la eficiencia, la transparencia y el buen gobierno se hace también, entre otras cosas, a través de la analítica de datos.


 

Comparte
Los contenidos que aparecen en la sección BLOG no representan la opinión, ni compromete el pensamiento de la Universidad Ean. Cada bloguero se hace responsable por las opiniones, contenidos y en general de todas las entradas de información como citas, videos, imágenes u otros vínculos que usted encuentre dentro de esta sección. Si considera que el editor de un blog está escribiendo un contenido que represente un abuso, escríbanos al correo contenidos@universidadean.edu.co
EAN

Con acreditación Institucional de Alta Calidad

Res. Nº 29499 del Mineducación 29/12/17, Vigencia 28/12/21
Descarga nuestra app en:
App Google Play
App Store