El verdadero ritmo de la tuna femenina

Paula Alejandra Palacios
Estudiante de Lenguas Modernas – Universidad Ean
Actualidad

 

Quizás es fácil hablar de lo que no se conoce, porque el esfuerzo y el mérito de unos pocos muchas veces no se ve reflejado con el solo hecho de constituir algo a lo que se le empieza a poner nombre. Por ejemplo, cuando yo escuchaba a la tuna femenina de la Universidad Ean no sabía de qué se trataba. Unos decían que era un grupo en el que cantaban y tocaban instrumentos, pero al verlo por primera vez no puedo negar que me pareció gracioso. Sus trajes y ademanes en las presentaciones eran algo que no había visto ni en los mariachis.

Pero todo cambió cuando me terminé involucrando. Al principio pensé que no duraría mucho. Simplemente creía que iba a mejorar mi técnica musical y nada más. Sin embargo, el recibimiento que tuve fue muy cálido y gentil; algo que me generó una cierta desconfianza al principio. Recién entré, pensaba si verdaderamente la tuna era una familia o era solo un decir para llamar la atención de los demás.

 

 

“Recién entré, pensaba si verdaderamente la tuna era una familia o era solo un decir para llamar la atención de los demás”.

 

 

El tiempo fue pasando y poco a poco aprendí de su historia: desde el 2007 hasta el 2014 tres chicas lucharon para que le dieran el nombre de ‘Tuna Femenina’ a esta agrupación. Resulta que si no tienes la calidad y condiciones necesarias, no mereces el estatus de considerarte una verdadera tuna. Para dejar de ser un grupo de novatas, había que aceptar las reglas de juego de la mejor y más tradicional de Colombia, la Tuna Femenina de la Universidad Javeriana que, con su aprobación, hizo que existiera legalmente la de la Universidad Ean.

Para entender mejor, hagan de cuenta que para ser profesional se necesita un ente certificador que le dé a uno el diploma. Bueno, en este caso el cartón fue llamarnos legalmente ‘Tuna’ y la institución que nos dio el aval fue la Tuna de la Universidad Javeriana. Lo demás llegó por añadidura: contar con un presupuesto, que más chicas se fueran sumando, la participación en eventos, serenatas, festivales… Después de todo eso y el trabajo que tomó esos casi diez años, tiene sentido decir que la tuna no es para todo el mundo. Es un grupo en el que trabajas con amor y se convierte en tu familia.

Aquí, vives una tradición, haces parte de una jerarquía y te sometes a unas reglas que parten de un sistema que opera a partir del mérito. Al mismo tiempo, tienes un cierto grado de independencia, pero de igual manera debes esforzarte mucho porque esta música no es la más popular.

Desde que formo parte de la tuna me he chocado personalmente con muchas cosas, algunas agradables y otras no tanto. Pero aún así, en es este proceso he llegado a ver la vida desde diferentes ángulos y caras que no creía posibles y sé con certeza que parte de mi crecimiento personal se debe a este proyecto que empezó con un deseo, se volvió una decisión y luego un hecho.

 

 

“Sé con certeza que parte de mi crecimiento personal se debe a este proyecto que empezó con un deseo, se volvió una decisión y luego un hecho”.

 

 

Yo llegué queriendo mejorar musicalmente y al día de hoy he aprendido a tocar cuatro instrumentos, soy más versátil con mi voz y además bailo. Cada vez que interpreto una canción, sonrío y la mejor parte es que después de los nervios, que nunca faltan en una presentación, lo disfruto porque en la chicas que tengo a cada lado veo a una amiga, una compañera y un apoyo. Todas aprendemos de cada una, llevemos el tiempo que llevemos aquí.

Así como un deportista desborda pasión por su deporte, no cabe duda de que las tunas de esta familia desbordamos amor, compromiso y determinación; no solo por la música, sino también por sacar esto adelante y dar siempre la mejor versión de este sueño.

Comparte
Los contenidos que aparecen en la sección BLOG no representan la opinión, ni compromete el pensamiento de la Universidad Ean. Cada bloguero se hace responsable por las opiniones, contenidos y en general de todas las entradas de información como citas, videos, imágenes u otros vínculos que usted encuentre dentro de esta sección. Si considera que el editor de un blog está escribiendo un contenido que represente un abuso, escríbanos al correo contenidos@universidadean.edu.co
EAN

Con acreditación Institucional de Alta Calidad

Res. Nº 29499 del Mineducación 29/12/17, Vigencia 28/12/21
Descarga nuestra app en:
App Google Play
App Store