Smells like queer spirit

Arte urbano
Por
Tatiana Bedoya A
Julio 18, 2020 Comparte

Una pareja de hombres se besan envueltos en llamas. Una rata gigante grafitea una pared, mientras una serie de penes gigantes eyacula sobre ella. Un metro-falo recorre el underground de Estocolmo. Dos hombres se tocan y penetran detrás de los arbustos de un parque.

 

  • Smells like queer spirit”.

 

Las paredes, cuadernos y archivos digitales siempre han sido un espacio que los artistas han utilizado para dejar registro, para crear memoria, para hacer denuncias, para incomodar. El arte ha sido el espacio, medio y herramienta para hablar de temas que han sido invisibilizados, para darle un lugar a minorías que históricamente han sido discriminadas. 

Y es que la omisión y el silencio son cómplices de la violencia. Por esto creemos necesario resaltar la labor de dos artistas que han decidido no callar y enfrentar sus luchas en busca de la visibilización de las personas LGBTQ+ en diferentes partes del mundo. Su trabajo se basa en la provocación, en resaltar los prejuicios, los tabúes sobre la sexualidad.

 

Penes y arcoiris 

@bobbybrowndown

Tomado de @bobbybrowndown

 

EDES, (@bobbybrowndown), es un artista alemán que interviene las calles de Europa con imágenes de penes, semen y arcoíris. Sus ilustraciones son explícitas: un ano dibujado alrededor de un ducto de aguas residuales; una serie de “bombas” de semen queer gaseoso para protestar. EDES plantea la conversación para generar reacciones en las personas que ven su obra. Malestar, curiosidad o reflexión, depende de cada uno de los espectadores. Juega y hace uso de los ángulos, perspectivas y elementos propios del entorno a fin de resaltar lo que quiere comunicar. Sus obras son caricaturescas, pero al mismo tiempo, por ser tan explícitas, hacen que cualquiera que pase se detenga a observar. 

 

“Nadie nos cuida”

el_chico_sin_cabello_de_pan

Tomado de @el_chico_sin_cabello_de_pan

 

Alicia no vive en el país de las maravillas sino en el de las injusticias. Alicia no recibe una taza de té, sino que recibe bolillo. Alicia no es llevada a ver a la reina roja, Alicia es llevada en una patrulla mientras sangra por los golpes que le dio la policía. Alicia vive en el país de las injusticias. “Nadie nos cuida”, se lee en la ilustración del artista colombiano “El chico sin cabello de pan” @el_chico_sin_cabello_de_pan, sobre el maltrato de la fuerza pública a la comunidad trans en Bogotá. Este joven ilustrador colombiano, representa y refleja situaciones cotidianas a través de su versatilidad técnica, colores vibrantes y representaciones gráficas de la sexualidad gay, lo cual lo ha convertido en tendencia por la conexión que genera con sus seguidores. Su sensibilidad sobre el mundo que lo rodea refleja muchos de los pensamientos de esta generación: la discriminación, la tristeza, la soledad, el sexo y la frustración.