La Universidad EAN 2020

La Universidad EAN, además de mantener su reconocimiento histórico a lo largo de cerca de 50 años por ser líder en Emprendimiento, decidió incorporar desde hace ya algunos años las banderas de la Sostenibilidad.
 

Con miras a garantizar su permanencia y crecimiento futuros, la EAN se dio cuenta que debía revisar a fondo su funcionamiento y eficiencia, y para ello contrató como aliado estratégico a la firma consultora Advantis-BOT, que dentro del marco del relevo generacional en el máximo órgano de gobierno de la Institución (Sala General), procedió a establecer un diagnóstico sobre la situación de la Institución.
 

Este riguroso análisis dejó ver, dentro de sus aspectos más relevantes, que aunque la Universidad EAN ha abierto su propuesta de valor de formación enfocada en emprendimiento hacia una variedad de programas en diversas áreas de conocimiento y se lograron crecimientos sostenidos hasta el año 2014, esta dinámica se contrajo levemente en los últimos periodos, evidenciando así que el impacto por cuenta de la diversificación en la oferta de programas ya había tocado su punto más alto y no podía mantener su ritmo de crecimiento.
 

Además, se encontró que los cambios en la estructura de costos y gastos en que se había incurrido años atrás para sustentar la nueva propuesta de valor mencionada, no era consecuente con los impactos esperados, obligando de este modo a revisar el enfoque de desarrollo de la Institución para garantizar su crecimiento sostenible a futuro.
 

A nivel docente, se identificó que aunque la remuneración de los profesores de la Universidad está por encima del promedio del mercado, este factor no se estaba viendo reflejado en mejoras sustanciales en la calidad de la formación, lo que llevó a una revisión de las actividades de la labor docente, que implica ajustes en los criterios de asignación en labores de administración, investigación y extensión.
 

En cuanto al personal administrativo, si bien se halló que sus salarios son competitivos a nivel de instituciones referentes, aún existen elementos por mejorar a nivel de eficiencia y prestación del servicio.
 

Esta revisión detallada se tradujo en la promulgación del Acuerdo 043 del 10 de diciembre de 2015, mediante el cual se adoptó la política en materia de eficiencia económica y administrativa, así como su desarrollo prospectivo y estratégico y que recogió las Conclusiones del ‘Taller de planeación estratégica, acompañamiento a la implementación del plan para garantizar la eficiencia y la gestión estratégica de noviembre 30 de 2015’.
 

Este Acuerdo incorporó como principal aspecto una revisión en cuanto a lo que es la Universidad y en las proyecciones de crecimiento, considerando tasas moderadas en los próximos 5 años, hasta alcanzar los 10.000 estudiantes en modalidades presencial y virtual.
 

En cuanto a su población objetivo y posicionamiento, se definió que la oferta de valor está dirigida a estudiantes de clase media, con expectativas de acceder a una educación de buena calidad, concentrándose en la ciudad de Bogotá, y con presencia en otras ciudades a través de la modalidad virtual, principalmente.
 

Finalmente, las acciones propuestas para garantizar el crecimiento sostenible de la Universidad se reunieron en 15 iniciativas que constituyen el Plan 2020, las que ya se encuentran en curso y que permitirán mejorar la eficiencia económica y administrativa en la Institución, incluyendo las relacionadas con Calidad de la Educación, Cambio de la Cultura Organizacional, y Plan para Incorporar el Foco en Sostenibilidad.

Compartir en: