El desarrollo sostenible no es un cliché

Compartir en: 
Por: Ing. Miguel Ángel Orejuela Duarte, Gerente proyecto EAN Legacy - Universidad EAN

Todos los días hablamos y escuchamos hablar del término sostenible, pero… ¿cuántos de nosotros verdaderamente entendemos lo que esto significa? Si nos remitimos a las acepciones más puritanas, el concepto de sostenibilidad hace referencia a algo que se puede hacer indefinidamente, y pues si así es la cosa, requeriríamos una cantidad infinita de recursos para poder perpetuar nuestro hacer humano en el planeta, lo cual se aleja completamente de nuestra realidad.

El logro de la sostenibilidad en el hacer humano implica un esfuerzo enorme por cada uno de nosotros, empezando por el cambio de nuestros hábitos de consumo, pensamiento y cultura. Durante los años 80, la Comisión Brundtland fue encargada por la Organización de Naciones Unidas de determinar el conjunto de acciones necesarias para mitigar el cambio climático; les sorprenderá saber que una de las principales recomendaciones, además de prohibir el uso de los gases CFC y reducir la deforestación, fue educar a los habitantes del planeta.

El cambio cultural se complementa con el “querer hacer”. No importa cuánto conocimiento ambiental tengamos y cuántas políticas o legislaciones publiquen los gobiernos del mundo si no se nos da la gana de hacer lo correcto. Para el caso Colombia, estamos de buenas, ya que en el Plan Nacional de Desarrollo 2014-2018 se han definido unos objetivos estratégicos de crecimiento verde para motivarnos a cambiar culturalmente en todas las escalas económicas del país.

“No importa cuánto conocimiento ambiental tengamos y cuántas políticas o legislaciones publiquen los gobiernos del mundo si no se nos da la gana de hacer lo correcto”

¡Así es! Hay platica para motivarnos, préstamos de bajo interés para la compra de vivienda sostenible, incentivos tributarios para la compra de sistemas de generación de energía renovable, exenciones de renta e IVA para generar ecoturismo, apoyo económico y técnico para el mejoramiento de procesos industriales, e incluso mecanismos de financiación internacional para adelantar proyectos de investigación relacionados con el desarrollo sostenible.

Apuesto que muchos no sabían que esto estaba en el Plan Nacional de Desarrollo, y ese es el problema: no hay suficiente educación respecto al tema; pero, adicionalmente, no hay un interés generalizado por entenderlo. ¿Será que esa platica se va a perder? No, el lado bueno del asunto es que todavía podemos lograrlo. Interesémonos por el tema, no endosemos la responsabilidad del cambio al Estado y, más bien, cambiemos individualmente para que en conjunto el país cambie.

Entendamos que el concepto de desarrollo sostenible no se encuentra en el cliché de “ser amigable con el ambiente, ser responsable socialmente y ser económicamente viable”. El desarrollo sostenible nace en ir más allá de la normatividad ambiental; en preocuparnos por cómo nuestras acciones afectan al medio ambiente y a nuestros vecinos; en reducir consumos; en separar los residuos en la fuente (así el de la basura vuelva a mezclar todo en el camión); en dejar a un lado la excusa de no hacer las cosas porque los demás no las hacen. Este cuento nace de empoderar nuestra individualidad y en querer hacer las cosas bien.

“El concepto de desarrollo sostenible no se encuentra en el cliché de ‘ser amigable con el ambiente, ser responsable socialmente y ser económicamente viable’. El desarrollo sostenible nace en ir más allá de la normatividad”.

Cierro citando a Margaret Mead: “Nunca se debe dudar de que un pequeño grupo de ciudadanos comprometidos y considerados puede cambiar el mundo pues, la verdad, es la única forma de lograrlo”.

Los contenidos que aparecen en la sección BLOG no representan la opinión, ni compromete el pensamiento de la Universidad EAN. Cada bloguero se hace responsable por las opiniones, contenidos y en general de todas las entradas de información como citas, videos, imágenes u otros vínculos que usted encuentre dentro de esta sección. Si considera que el editor de un blog está escribiendo un contenido que represente un abuso, escríbanos al correo informacion@universidadean.edu.co

Compartir en: