×

Mensaje de error

Strict warning: Only variables should be passed by reference en theme_custom_bootstrap_login_modal_output() (línea 58 de /home/portal_ean_files/web/sites/all/modules/custom_bootstrap_login_modal/custom_bootstrap_login_modal.module).

Mejores humanos para el mundo

Compartir en: 
Mejores humanos para el mundo
Por: José Alejandro Martínez, Director del Departamento de Sostenibilidad del Instituto para el Emprendimiento Sostenible - Universidad EAN

 
Culminó el 2017, y seguramente todos hicimos una evaluación del cumplimiento de nuestras metas personales y profesionales antes del 31 de diciembre. El año pasado seguramente no fue sencillo, pero, en mayor o menor medida, pudimos quedar satisfechos con los resultados.
 
Ahora bien, es casi seguro que los primeros segundos del primero de enero, entre uvas, champaña, espigas de trigo, maletas o lentejas (entre otros agüeros) hayamos deseado fervientemente el cumplimiento de alguna meta o deseo. Y no está mal, pues esas expresiones de nuestra sociedad son tan valiosas como el pesebre o la novena de Navidad; sin embargo, quiero llamar a la reflexión sobre algo que casi nunca hacemos y que nos puede ayudar a lograr esas metas e incluso otras más ambiciosas: más allá de desear, es necesario que nos gerenciemos.
 
 

“Quiero llamar a la reflexión sobre algo que casi nunca hacemos y que nos puede ayudar a alcanzar nuestras metas: más allá de desear, es necesario que nos gerenciemos”.

 
 
La gerencia puede ser vista como la administración de recursos para lograr un objetivo. Por ello, teniendo el recurso más valioso (nosotros mismos), es absolutamente indispensable que lo administremos (o mejor, que nos administremos).
 
En lo personal, para que podamos trabajar, ganar mucho dinero y viajar, por ejemplo, es esencial tener una adecuada salud física, mental y espiritual, y eso implica alimentación balanceada, pocos excesos, mucha reflexión y algo de deporte.
 
En lo profesional, lograr un mejor cargo o desarrollar/crecer un emprendimiento implica disciplina y esfuerzo. Seguramente para ello se requiere crear rutinas de trabajo, actualizarse, estar informado, establecer alianzas y dar el 110% cada vez.
 
¿Y en lo humano? Esa parte es un poco más etérea. ¿Para qué ser un mejor humano? Pensemos por un momento cómo sería el mundo si todos y cada uno de los que lo habitamos buscáramos ser mejores humanos: más solidaridad, menos injusticia, más generosidad, más felicidad. También sería un mundo más respetuoso de las diferencias y del ambiente, y seríamos más conscientes de nuestro papel como garantes de la calidad de vida de todas las especies vivas. 
 
Entonces, gerenciarnos para ser mejores humanos implica hacer un uso eficiente del agua y de la energía, propender por el uso del transporte público (o compartir el nuestro, o usar medios alternativos como las bicis), cuidar el patrimonio público, valorar nuestras expresiones culturales y velar por incrementar el capital natural de nuestro entorno. Un mejor humano apaga las luces cuando no las necesita y cierra la llave del agua mientras se lava los dientes... pero también viaja y conoce los parques naturales de su país, prefiere productos locales, disfruta las diferencias regionales y compra conscientemente solo aquello que necesita (sin pedir bolsas no biodegradables).
 
 

“Un mejor humano apaga las luces cuando no las necesita y cierra la llave del agua mientras se lava los dientes... pero también viaja y conoce los parques naturales de su país, prefiere productos locales, disfruta las diferencias regionales y compra conscientemente solo aquello que necesita”.

 
 
En este 2018, gerenciarnos puede ser el mayor reto, pero, así mismo, puede ser el camino más poderoso para llegar más allá de lo que pensamos mientras comíamos las 12 uvas. Los invito a todos, durante estas cabañuelas, a planear cómo ser mejores profesionales y humanos, y así emprender la construcción de un mundo mejor.
 

También te puede interesar: Las cortinas de humo de la productividad

 

Los contenidos que aparecen en la sección BLOG no representan la opinión, ni compromete el pensamiento de la Universidad EAN. Cada bloguero se hace responsable por las opiniones, contenidos y en general de todas las entradas de información como citas, videos, imágenes u otros vínculos que usted encuentre dentro de esta sección. Si considera que el editor de un blog está escribiendo un contenido que represente un abuso, escríbanos al correo informacion@universidadean.edu.co

Compartir en: