×

Mensaje de error

Strict warning: Only variables should be passed by reference en theme_custom_bootstrap_login_modal_output() (línea 58 de /home/portal_ean_files/web/sites/all/modules/custom_bootstrap_login_modal/custom_bootstrap_login_modal.module).

Ideas que lideran: Vaten Lifid

Casos de éxito
Compartir en: 

Ideas que lideran: Vaten Lifid

Skilvirk: un sistema vital para la existencia de nuestra especie

Montarse en el bus del emprendimiento no es fácil. Ahora bien, hacerlo con una idea sostenible y cuya intención es promover una cultura comercial de ahorro y consumo responsable, es como tomar un TransMilenio en hora pico y teniendo afán.

Es paradójico que, aunque la sociedad de consumo exige cada vez más productos y servicios verdes, esta misma es reticente a invertir y ser parte de una comunidad con prácticas sostenibles. Sin embargo, dentro de este contexto ambiguo cabe resaltar la labor de personas como Jesús Cubillos, un estudiante de Administración de Empresas de la Universidad EAN, quien de manera ingeniosa creó un sistema para no desperdiciar agua potable en casa.

Skilvirk, que en nórdico antiguo significa eficiencia, es el nombre con el que Jesús bautizó su proyecto y con el cual se puede reutilizar el agua de lluvias, lavadoras y lavaplatos, permitiendo ahorrar hasta un 40 % sobre el uso de agua potable en casa.

Este sistema realiza un semiciclo en el agua potable, es decir, una vez usada en duchas, lavamanos o lavadoras es llevada -tras ser filtrada- directamente a llaves de servicios o inodoros, para que allí tengan una última utilidad.

El agua que se utiliza en un ciclo de una lavadora alcanza para 17 descargas de un inodoro.

“Siempre tuve presente en mi cabeza crear algo que le ayudara a la humanidad, pero en su momento nunca supe cómo. Fue en el trabajo donde vi que el agua se podía reciclar por ciclos y, además, vi que la gente del barrio reciclaba manualmente el agua de las lavadoras, duchas y de las lluvias; allí entendí que el agua puede ser reciclada, con un proceso automatizado y con un filtro más eficiente”, indicó Cubillos.

El origen

Jesús trabajaba en una fábrica de plásticos como electrónico de mantenimiento, donde era el responsable del funcionamiento de máquinas industriales y de automatización. Allí, siendo tecnólogo en Ingeniería Electrónica Digital, aprendió de mecánica, de hidráulica, de neumática y de electricidad industrial. Conocimientos que, sin saberlo, le ayudaron a crear Skilvirk.

Luego de esto, se desempeñó como jefe de mantenimiento en una fábrica de materiales de automatización; una cosa iba llevando a la otra.

“Cada vez estaba aprendiendo más sobre cómo hacer cosas prácticas y automatizadas. Fue en ese momento donde se unió el reciclaje de agua con la automatización del proceso. (...) Con esta idea en la cabeza no veía cómo utilizar mi tiempo libre para desarrollarla. Entre trabajo, estudio y familia me llevó 5 años tener el resultado que hoy tengo y es algo realmente satisfactorio”.

En el primer mes de usarlo en su casa, Cubillos se dio cuenta de que tenía algo realmente prometedor en sus manos. Pasó de consumir 16.050 litros de agua a 9.420, teniendo un ahorro de 6.630 lts (41.3 %), pero ¿cuál fue el incremento mensual de luz por el uso de este sistema?

Algo nada significativo. Skilvirk se acciona 8 veces al mes por un tiempo de 20 minutos, utilizando solo 0,12 Kw/hora, esto significa un gasto de luz mensual en estratos bajos (2) de $ 448,15 y en estratos altos (6) puede llegar a tener un costo de $ 587 mensual.

Es que Skilvirk es sostenible por donde se le mire. Se adapta tanto a energía eléctrica como a híbrido solar, tiene una vida útil de aproximadamente 30 años y no es necesario cambiar los filtros, puesto que el sistema detecta cuando estos están sucios y los lava en ciclos de 30 segundos.

Skilvirk no es una motobomba que hay que estar prendiendo o apagando, “es como un electrodoméstico que, en vez de generar consumo, da mucho ahorro”, concluyó Cubillos.

Futuro con expectativa

El panorama es diferente para Jesús Cubillos como consecuencia de su invención. Gracias a esta iniciativa creó su propia empresa basada en la filosofía nórdica antigua, llamada Vaten lifed -agua y vida-. Actualmente, esta compañía se encarga de vender, distribuir e instalar Skilvirk.

Jesús sabe que implementar este sistema a nivel nacional es una labor ardua. Sin embargo, no pierde la esperanza de poder establecer algún acuerdo con el Gobierno, ya que si Skilvirk se instala en los hogares colombianos -como se hizo con el gas natural- en un solo año se podría ahorrar cuatro veces y media la capacidad de la represa de Chingaza.

No es tarea fácil la que le espera a este joven emprendedor, pero está seguro que así como ha llegado hasta este punto, podrá ayudar a próximas generaciones a tener agua potable.

Los contenidos que aparecen en la sección BLOG no representan la opinión, ni compromete el pensamiento de la Universidad EAN. Cada bloguero se hace responsable por las opiniones, contenidos y en general de todas las entradas de información como citas, videos, imágenes u otros vínculos que usted encuentre dentro de esta sección. Si considera que el editor de un blog está escribiendo un contenido que represente un abuso, escríbanos al correo informacion@universidadean.edu.co

Compartir en: