Los gestores culturales, la gasolina de la economía naranja

Jennyffer Vargas Laverde
Decana de la Facultad de Humanidades y Ciencias Sociales - Universidad Ean
Emprendimiento

Hace unas semanas, tuve la oportunidad de hacer parte del grupo que fue invitado a ser testigo de la Primera Cumbre de Economía Naranja, llevada a cabo en Medellín bajo la organización del Gobierno Nacional y la Advanced Leadership Foundation, entidad que centra sus esfuerzos en formar liderazgos en el mundo.

Durante el evento, los asistentes pudimos conocer más de cerca el modelo económico que se está gestando y que está basado en el capital humano, el conocimiento y el desarrollo de las ideas que pueden llevar a nuestra sociedad a ser más justa y equitativa a partir del valor proporcionado al talento y a los activos culturales del país.

Pero, ¿qué tan conscientes somos de las riquezas que posee nuestro país, de nuestros activos culturales y de las particularidades de nuestras comunidades y territorios, para que a partir de la comprensión de este modelo seamos capaces de desarrollarlo con éxito? Sin duda, esta introspección será el primer desafío.

 

 

“Se está gestando un modelo económico que está basado en el capital humano, el conocimiento y el desarrollo de las ideas. Pero, ¿qué tan conscientes somos de las riquezas que posee Colombia?”.

 

 

Ahora bien, aparte de que no existe una receta para que los diferentes países estructuren este modelo, en Colombia aún no tenemos claro qué camino elegir para lograrlo. En nuestro país sobreabunda la riqueza cultural, el talento y las ideas, pero, así mismo, sobreabunda la falta de oportunidades de formación y profesionalización de los gestores de las industrias creativas y culturales, que están llamadas a ser motores de desarrollo.

Por esta razón, se hacen necesarios más estudios interdisciplinarios de la cultura, que de manera integral estimulen el desarrollo de aptitudes emprendedoras en el sector cultural del país. Desde la academia, necesitamos modelos pedagógicos que permitan que el talento, la creatividad y el liderazgo se alineen para promover un desarrollo sostenible en las regiones, a partir de la gestión de las industrias creativas y culturales.

Está claro que no basta con tener una política nacional y buenas intenciones, pues debe existir una oferta de formación con programas orientados a hacer de la música, las artes, la artesanía, el patrimonio, el diseño, la moda, la publicidad, los softwares, los medios de comunicación y las creaciones funcionales, entre otros, verdaderos motores de desarrollo.

Solo una adecuada formación para los gestores culturales hará posible la concienciación ante la riqueza con la que los territorios cuentan, solo a través de su conocimiento y acción será posible transformar el talento y el patrimonio en beneficios económicos en aquellos territorios que carecen de prosperidad material e infraestructura.

Cuando tengamos un escenario como ese, podremos hablar no de un modelo que apenas se gesta, sino de uno que nos pertenece. Así, seremos más conscientes de que la cultura es la gasolina no solo de la economía naranja, sino, incluso, del país entero.
 

Comparte
Los contenidos que aparecen en la sección BLOG no representan la opinión, ni compromete el pensamiento de la Universidad Ean. Cada bloguero se hace responsable por las opiniones, contenidos y en general de todas las entradas de información como citas, videos, imágenes u otros vínculos que usted encuentre dentro de esta sección. Si considera que el editor de un blog está escribiendo un contenido que represente un abuso, escríbanos al correo contenidos@universidadean.edu.co
EAN

Con acreditación Institucional de Alta Calidad

Res. Nº 29499 del Mineducación 29/12/17, Vigencia 28/12/21
Descarga nuestra app en:
App Google Play
App Store