¿Resiliencia?

Compartir en: 

blog-resiliencia-principal

 

Por: José Alejandro Martínez, Director del Departamento de Sostenibilidad del Instituto para el Emprendimiento Sostenible - Universidad EAN

 

Quiero traer a colación una discordia que, desde lo conceptual, tuve hace algunos años con un profesor universitario que hablaba de “sostenibilidad o resiliencia”.

Todos sabemos que la sostenibilidad implica el adecuado uso de los recursos que tenemos a disposición en esta generación, sin comprometer el derecho que tienen las futuras generaciones de hacer lo mismo, en condiciones iguales o mejores a las nuestras. Y buena parte sabemos que el desarrollo sostenible implica satisfacer las necesidades, pero teniendo presente, y con el mismo nivel de importancia, los aspectos sociales, económicos y ambientales.

Lo que yo no conocía muy bien, hasta hace algunos años, era el concepto de resiliencia, que en psicología es la capacidad humana de asumir con flexibilidad situaciones límite y sobreponerse a ellas (RAE, 2010), mientras que en ecología se refiere a la capacidad de las comunidades de absorber (en el sentido de soportar) perturbaciones.

 
 

"La resiliencia, en ecología, se refiere a la capacidad de las comunidades de absorber (en el sentido de soportar) perturbaciones"

 
 

 

Fue ahí que me surgió la inquietud y la diferencia conceptual: no considero acertado hablar de que la sociedad deba crear (o mejorar) su resiliencia, porque realmente lo que se está presenciando es cómo estamos llegando a los límites de la resiliencia de los ecosistemas naturales gracias a la intervención activa que hacemos en ellos.

De esta forma, creo que cobra más vigencia hablar de sostenibilidad en sí misma, puesto que, de otra forma, llegaremos a lo que siempre hemos hecho: cuando las condiciones se ponen adversas (sicológica, material, física, geográfica, geológicamente...), sacamos lo mejor de nosotros y nos anteponemos a las circunstancias.

A mí no me queda duda de que el ser humano podrá vivir en un mundo con calentamiento global, con polos derretidos, con hambruna o con suelos contaminados por pasivos ambientales. Lo que me genera incertidumbre es si esas adaptaciones que se hagan (ese incrementar nuestra resiliencia) son coherentes con el respeto que debemos tener por el entorno (con visión productiva, por supuesto), con la preservación de los potenciales del mismo, e incluso con la conservación de algunos de los servicios ambientales que hoy nos prestan los recursos naturales.

 

 

"No me queda duda de que el ser humano podrá vivir con calentamiento global. Lo que cuestiono es si incrementar nuestra resiliencia es coherente con el respeto que debemos tener por el entorno y su preservación"

 
 

 

Pasan los siglos y, sin embargo, seguimos creyendo (antropocéntricamente hablando) que el ser humano es el centro de todo y que está bien que sea así. Sin embargo, hay más bocas que alimentar y más pobres con necesidades básicas insatisfecha; por fortuna, también somos más los profesionales que debemos construir un camino que nos permita convivir, mas no competir, con nuestra matriz de origen: el planeta.

 

 

Los contenidos que aparecen en la sección BLOG no representan la opinión, ni compromete el pensamiento de la Universidad EAN. Cada bloguero se hace responsable por las opiniones, contenidos y en general de todas las entradas de información como citas, videos, imágenes u otros vínculos que usted encuentre dentro de esta sección. Si considera que el editor de un blog está escribiendo un contenido que represente un abuso, escríbanos al correo informacion@universidadean.edu.co

Compartir en: